updated 1:06 AM CET, Dec 11, 2016

Ayuda al delfín mular del Mediterráneo

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
delfín mular (Tursiops truncatus)

El proyecto NINAM de conservación de cetáceos en dificultades

El Proyecto NINAM es la plataforma permanente de estudio de los cetáceos en Cataluña y la cuenca noroccidental del Mediterráneo, que opera básicamente en el entorno del Parque Natural de Cap de Creus, con puerto base en Roses.

catamarán Dzul HaàDesde 2004 desarrolla tareas de control e identificación de las especies de cetáceos del Cabo de Creus, así como la colaboración con los ornitólogos del Parque Natural para detectar la presencia de diversas aves marinas en la zona pelágica. Con este proyecto también pretenden terminar el catálogo de FOTO-Identificación del Delfín Mular que empezaron hace tres años.

El Proyecto NINAM propone un chárter científico abordo de una nave de investigación, el catamarán Dzul Haà, como forma de acercar el trabajo de campo a todo quien esté interesado en participar en primera persona en una investigación sobre cetáceos y aves marinas en la zona del Parque Natural del Cap de Creus.

NINAM, es el acróstico formado por el nombre de 5 delfines mulares con los que han trabajado mucho tiempo: Nica, Inuk, Nereida, Anak y Moaña. Es un tributo a ellos que, cautivos, no podrán volver a vivir nunca más en el mar.

Ahora, por un impago del Departamento de Medio Ambiente, están en una situación en que se ven a punto de cerrar, de plegar velas. Como último recurso, han lanzado una línea de micromecenazgo (crowdfunding) con VERKAMI, una gente muy campechana y que ya ha ayudado a un montón de iniciativas a tomar cuerpo.

Los delfines mulares no entienden de problemas fiscales o carencias de voluntad políticas ni de crisis financieras. Lo que si acusan, de todo este problema, es la falta de leyes protectoras del medio ambiente, la falta de recursos destinados a preservar la biodiversidad marina en nuestro país y la desinformación de gran parte de los usuarios náuticos. La presión humana es cada vez mayor y al vivir tan cerca de la costa, su número es cada vez menor. Los grupos de 50 ó 60 individuos que veíamos hace tres años, ya no se ven. Ahora, con suerte y muy de vez en cuando, vemos una treintena de animales, y muy a menudo con las aletas magulladas.

Se puede aprovechar los buenos precios de la oferta del chárter científico, sobre todo para parejas, familias y grupos, para reservar su salida del próximo año.