updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

Los Reyes Magos dejan carbón a Dinamarca

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Politikerne taler, ledere handler

matanzade ballenas islas Feroe, Dinamarca cárcel- Dinamarca activistas Greenpeace en la cárcel, Dinamarca

¿Quién merece la cárcel?

políticos hablan, líderes actúan

Los políticos hablan, los líderes actúan


Durante la pasada y fracasada cumbre del clima de Copenhague, los organizadores decidieron evitar la vergüenza a los jefes de Estado expulsando a las ONGs y otros testigos incómodos -científicos y líderes sindicales- de la reunión. Millares de ellos siguieron sus protestas en la calle según nos mostraron los médios de comunicación. Los activistas de Greenpeace Juan López de Uralde, Nora Christiansen, Joris Thijssen y Christian Schmutz, decidieron ir más allá denunciando la mascarada desde su mismo corazón y, por ello, están en la cárcel desde el día 17 de diciembre, veinte días ya.

La obstinación de estos activistas de Greenpeace, presos en Dinamarca, ha convertido a Juan López de Uralde y a sus compañeros en reos de conciencia. Perseguirlos y encarcelarlos, negarles sus derechos fundamentales y equiparar sus acciones con actos terroristas es parte de una estrategia represora. La desacreditación del movimiento ecologista es el objetivo fundamental de los grandes lobbys financieros. Se oponen a sus intereses, a la brutal codicia de aquellos cuya filosofía es: "Después de mi, que venga el fin del mundo".

Uralde y los demás están presos porque mantienen la urgencia que tiene el ser humano en tomar decisiones para ralentizar el cambio climático.

A Dinamarca le trae sin cuidado el cambio climático y la conservación de inteligentes mamíferos marinos. Cada año, en las islas Feroe, familias enteras de ballenas piloto, calderones y delfines son sacrificadas en una orgía de sangre, las ballenas nadan durante horas en la misma sangre que han dejado sus familiares ya muertos.

masacre ballenas. islas Feroe, Dinamarca Ballenas y delfines son criaturas sociales e inteligentes, parece que la segunda especie tras los humanos, y sienten el temor y el dolor tanto como lo hacemos nosotros.

Groenlandia, un protectorado de Dinamarca, también pidió en junio pasado un permiso para reanudar la caza de ballenas. Dinamarca sostiene que es necesaria más carne de Ballena para satisfacer las necesidades nutricionales de la gente de Groenlandia, un territorio autónomo con gobierno propio del Reino Danés. La sociedad conservacionista WDCS (Whale and Dolphin Conservation Society) argumenta que el pedido no tiene sustento y es peligroso.

En PETA (People for the Ethical Treatment of Animals) puedes enviar una protesta al Primer Ministro de las Islas Feroe, Patronato de Turismo de las Islas Feroe y al Ministro danés de Asuntos Exteriores, para hacer cumplir de inmediato una prohibición de estas masacres.

Busca en Google "Dinamarca ballenas" 0 "Whales Denmark" y comprobarás la imagen que este país tiene en el mundo.

Ver también:
Dinamarca quiere matar más ballenas en Europa
Greenpeace sigue luchando por el Planeta y la Libertad

Masacre de ballenas y delfines en las islas Feroe (Dinamarca)


Greenpeace en un comunicado de hoy informa de que Juan López de Uralde, que está "más delgado", indignado pero "tranquilo", ha recibido la visita de su mujer y de su hermano en la cárcel en la que permanece detenido desde el 17 de diciembre.

acción de Greenpeace en Copenhague La visita se ha celebrado bajo "altas medidas de seguridad", con la presencia de un policía, de una traductora y del cónsul español en Copenhague.

Uralde y sus familiares sólo han podido hablar de temas personales, ya que los relacionados con el caso (incluso referencias a la cobertura mediática del caso en España) estaban vetados.

El director ejecutivo de Greenpeace, que está "más delgado de lo habitual", ha manifestado su indignación por la situación, aunque, según sus familiares, "está tranquilo". También ha lamentado las "duras y desproporcionadas" condiciones que ha padecido desde su llegada a la cárcel.

El primer día, Uralde y los tres activistas pasaron, junto a otros 60 detenidos, "24 horas en una estancia con tan solo unas colchoneta en el suelo y una cámara de seguridad en el techo". Desde entonces, los cuatro activistas han permanecido en un régimen especial de aislamiento, sin acceso a mensajes ni contacto con el exterior, por lo que sólo han recibido "unas decenas" de los miles de mensajes de apoyo enviados desde todo el mundo.

Sin embargo, desde ayer, los activistas están encarcelados con presos comunes, aunque el Ministerio de Asuntos Exteriores español, a través de la Embajada, ha exigido "su inmediata separación" y la vuelta a la situación anterior, asegura el comunicado.

El director de Campañas de Greenpeace, Mario Rodríguez, ha lamentado la situación y se ha mostrado sorprendido de que "nuestros compañeros están siendo tratados como presos comunes". "Nos parecen desproporcionadas las medidas que se están llevando a cabo con ellos y creemos que son un castigo a la sociedad civil que lucha por un mundo mejor", ha asegurado.

Pilar Marcos, Greenpeace costas
Pilar Marcos, responsable de la campaña de Costas de Greenpeace España, que ha estado durante estas navidades en Copenhague a bordo del Rainbow Warrior haciendo vigilia por la libertad de sus compañeros, declara que no piensan descansar en sus acciones reivindicativas en favor de esta causa.

Hoy, víspera de Reyes, Greenpeace entregará en nombre de los Magos de Oriente, carbón a la embajada danesa en Madrid. "No sólo es un símbolo de que no han sido buenos; es el mineral que representa el cambio climático", declaró Pilar Marcos.

Apoya las acciones:

Ciberactua: Libertad para los detenidos en Copenhague

Información día a día en el Blog de Greenpeace

Vigilia en Embajada y Consulados daneses en España