updated 10:44 PM CEST, Sep 29, 2016

Sexo animal: ¿Cómo lo hacen los pulpos?

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

sexo del pulpo

El apareamiento de los machos es un juego peligroso debido a la inclinación de la hembra al canibalismo

A menudo considerados como uno de los invertebrados (animales sin columna vertebral) más inteligentes del planeta, los pulpos pueden utilizar herramientas, destornillar tapas de jarros y controlar estrechamente el color de su cuerpo para que coincida con su entorno. Utilizan esta aguda inteligencia especialmente en situaciones de supervivencia - incluyendo cuando están tratando de evitar ser comidos por sus hambrientos compañeros.

Hay pulpos de todas las formas y tamaños y habitan en diversas regiones del océano. Hay alrededor de 100 especies diferentes de pulpos en el género Octopus, y al menos otras 150 especies de otros géneros, dijo Jennifer Mather, una experta en cefalópodos en la Universidad de Lethbridge, en Canadá. Los científicos han sido testigos de la conducta de apareamiento de sólo alrededor de una docena de especies, agregó.

Estos animales marinos tienen vidas muy cortas, por lo general duran sólo unos años y, a veces, tan poco como 6 meses. Pasan su juventud solos, comiendo y creciendo antes de alcanzar la madurez sexual.

"Luego de que sean sexualmente maduros, metabolizan sus músculos para hacer huevos y esperma y comienzan a aparearse", dijo Mather.

Muestras de amor

sexo del pulpo

No está claro cómo los pulpos machos y hembras maduros se encuentran unos a otros en el vasto océano. Los machos parecen dedicar una gran cantidad de tiempo en busca de compañeras, mientras que las hembras típicamente se vuelven menos activas en la edad adulta y posiblemente atraen los machos usando señales químicas.

Debido a que son animales solitarios, los pulpos no son exactamente exigentes con sus compañeros. "Las hembras no suelen negarse a los machos", dijo Mather. Sin embargo, eso no quiere decir que los inteligentes cefalópodos no tengan rituales de cortejo para atraer a potenciales parejas.

Los machos de pulpo común (Octopus vulgaris), por ejemplo, se sabe que se alzan y muestran varias grandes ventosas en la parte inferior de sus tentáculos para identificarse como macho, pero sólo si se acerca una hembra mayor, que puede decidir atacarle y comérselo. También se inflan para aparecer grandes, y convierten su coloración en oscura o pálida.

El pulpo macho de O. Cyanea, por el contrario, se mantendrá alto y subirá por encima de su potencial pareja, mientras palidece - cuando se acerca a una hembra va a parpadear un patrón distintivo de rayas negras a través de su cuerpo.

sexo del pulpoEl Abdopus aculeatus tiene una de los más complejos comportamientos sexuales entre los pulpos. En esta especie, un macho guardará a una hembra de otros machos, por lo general durante su estancia en una cueva, tapando con los tentáculo la guarida de la hembra. Si otro macho llega, le empuja y se enfrenta con su competencia, una lucha que puede terminar en una fatalidad.

Para identificar su sexo macho el A. aculeatus crea en su cuerpo un patrón de raya negras y blancos, mientras que está en presencia de una hembra y durante los encuentros agresivos, y las hembras permanecen camufladas. Algunos machos "sneaker" utilizan estas señales reveladoras a su favor para igualar su color al de cuerpo de la hembra - esto les permite arrastrarse más allá de un guarda de sexo masculino y se aparean con la hembra en secreto.

Un juego peligroso

El apareamiento de los machos es un juego peligroso debido a la inclinación de la hembra al canibalismo. Para evitar ser comidos a menudo se aparean a distancia o después de montar la parte posterior del manto de una hembra - posiciones que les dan más tiempo para escapar de la hembra (generalmente más grande) antes de que se vuelva violenta.

A diferencia de las hembras, "lo machos tienen un tentáculo modificado llamado hectocótilo, que tiene una ranura de esperma hacia abajo y una punta especializada", dijo Mather. Para aparearse, el macho inserta su hectocótilo en la cavidad del manto y depósita los espermatóforos (paquetes de espermatozoides) en la hembra. Este proceso puede tardar hasta varias horas, dependiendo de la especie.

En algunos géneros, sobre todo aquellos en los que los machos son mucho más pequeños que las hembras, como el Argonauta (argonautas, o nautilus de papel) y el Tremoctopus (pulpos manta), los machos tienen un hectocótilo desmontable, que rompe después de insertarlo en el manto de la hembra.

Las hembras almacenan los espermatóforos hasta que estén listos para poner sus huevos. Normalmente, los machos mueren en cuestión de meses después del apareamiento, mientras que las hembras vigilan sus huevos hasta que nacen y después mueren poco después. En una de las especies de aguas profundas, la Graneledone boreopacifica, las hembras puede asentarse sobre sus huevos durante un máximo de 4,5 años sin tener que salir a comer.

El pulpo de rayas del Pacífico más grande, que todavía no tiene un nombre oficial, parece romper las reglas de apareamiento de los pulpos. En esta extraña especie social el apareamiento tiene lugar por respiración boca a boca y cuerpo con cuerpo y las hembras no practican el canibalismo. Lo que es más, las hembras pueden poner varias nidadas de huevos antes de morir.