updated 6:53 AM CEST, Sep 22, 2016

Observan a osos polares comiendo delfines y congelando las sobras

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

oso polar comiendo un delfín

El cambio climático está reduciendo su hábitat y les obliga a ser más oportunistas en su dieta

Son dos de los animales más queridos del mundo - pero hay poco amor entre ellos.

Jon Aars del Instituto Polar Noruego y sus colegas han hecho la primera observación de osos polares (Ursus maritimus) comiendo delfines de pico blanco (Lagenorhynchus albirostris) que se habían aventurado demasiado al norte. De hecho, vieron que esto ocurría varias veces el año pasado.

El primer incidente fue en abril de 2014. El equipo de Aars encontró en Svalbard, Noruega, un oso con dos delfines de pico blancos muertos, una especie que nadie había visto nunca antes ser cazada por los osos.

"Creemos que el oso los mató mediante una técnica similar a como matan las focas", dice Aars. Él piensa que es probable que capturase a los dos delfines cuando quedaron atrapados debajo del hielo marino, se encontraron con un pequeño agujero y salieron a la superficie en busca de aire.

El oso, en la foto de arriba, ya se había comido la mayor parte del primer de delfín, pero no pudo terminar todas sus capturas en una sola sesión. Por lo tanto hizo uso del congelador natural, almacenando un segundo delfín - en gran parte intacto - bajo la nieve para, presumiblemente, una comida posterior.

oso polar enterrando un delfín

Ocultar los restos de comida es un comportamiento raro en los osos polares. "Creemos que almacenó al segundo delfín porque podía hacerlo, y luego tener comida extra más tarde", dice Aars.

Posteriormente, el equipo se encontró en la misma zona con al menos otros cinco osos polares que se se alimentaban de delfines muertos.

"Nos sorprendió que los delfines no se hayan reportado antes en esa zona", dice Aars. La explicación podría ser que las aguas de Svalbard eran inusualmente cálidas en el momento, y que un grupo de delfines había quedado atrapado allí cuando fuertes vientos del norte les habían empujado fuera de aguas abiertas y metido en el hielo.

Ian Stirling , de la Universidad de Alberta en Canadá no se sorprende de que los osos decidieran darse un festín de carne de delfín: los osos polares son conocidos por ser depredadores oportunistas y se han registrado comiendo muchos animales diferentes.

"Van a comer cualquier mamífero marino que les de una oportunidad", dice. "La sorpresa más grande fue que los delfines fueron atrapados antes de que pudieran migrar al sur para el invierno".

A medida que el clima se calienta Stirling cree que ver a los osos polares consumiendo comidas extrañas podría ser más normal. Los osos polares están "dispuestos a cazar y utilizar cualquier cosa posible cuando esté disponible", dice.

Artículo científico: White-beaked dolphins trapped in the ice and eaten by polar bears