En México, el turismo de buceo vale tanto como la pesca

buceo en México

El sorprendente valor de la industria del turismo de buceo del país da otra razón para proteger sus ecosistemas marinos

Las cálidas aguas de México y los diversos ecosistemas marinos lo convierten en un destino popular para los buceadores de todo el mundo. Pero dado que la mayoría de las operaciones de turismo de buceo son tiendas familiares repartidas por todo el país, nadie sabía cuánto dinero generaba el turismo de buceo cada año.

Ahora, un nuevo estudio encuentra que la industria del turismo de buceo en México es mucho, mucho más grande de lo que se pensaba anteriormente, generando tantos ingresos como las industrias pesquera industrial y artesanal del país combinadas.

"El valor total es sorprendente, aunque a menudo no es una sorpresa para las personas que viven en estos lugares", dice Andrés Cisneros-Montemayor, economista de recursos de la Universidad de Columbia Británica que no participó en la investigación. "Pero cuando ves todos los números sumados, dices: ¡Vaya! Esto es enorme".

Con base en encuestas, los investigadores estimaron que la industria del turismo de buceo genera entre US $ 455 millones y $ 725 millones anuales, comparables a los ingresos generados por las industrias pesqueras de México.

El hallazgo sienta las bases para una mejor coordinación y promoción por parte de los miembros de la industria del turismo de buceo, y brinda apoyo para una mayor conservación marina en México, dice Octavio Aburto-Oropeza, biólogo marino de la Institución Scripps de Oceanografía de la Universidad de California en San Diego, quien trabajó en el estudio. A medida que la industria del turismo de buceo en México se recupera de un año de cierre durante la pandemia, el estudio también está generando conversaciones sobre cómo administrar mejor el turismo en las comunidades costeras.

Aburto-Oropeza ha visitado sitios de buceo en todo México y América Latina, buceando tanto por investigación como por su afición a la fotografía submarina. "Un día me desperté y dije: 'Si los sitios de buceo generan dinero con solo traer buceadores, ¿por qué no están protegidos?'". Se dio cuenta de que se necesitaban más datos para defender una mejor gestión y se embarcó en el estudio.

La economía del buceo en México fue tan poco estudiada que antes del informe no había una lista completa de todos los sitios de buceo u operadores turísticos en el país. Eso está en marcado contraste con la industria pesquera bien organizada, en la que el Instituto Nacional de Pesca y Acuicultura de México estudia y publica regularmente informes sobre el estado de la pesca y la captura e ingresos anuales de la industria, señala Aburto-Oropeza.

"Cuando no ves el tamaño de tu negocio, es mínima la probabilidad de que te sientas empoderado o inspirado para proteger estas áreas", dice.

Los investigadores comenzaron construyendo la primera base de datos de sitios de buceo y operadores turísticos de buceo de México, compilando 264 operadores turísticos y 860 sitios de buceo en todo el país en 2019. Dividieron la lista en cuatro regiones: Baja Pacífico y Golfo de California, Pacífico Sur, Golfo de México y Península de Yucatán. Luego comenzaron a contactar a los operadores uno por uno, a menudo realizando encuestas puerta a puerta.

Los investigadores también observaron más de cerca las estructuras comerciales de los operadores turísticos de buceo y estudiaron cómo afectaban a sus comunidades. Alrededor del 91 por ciento de los operadores de buceo eran pequeñas empresas familiares, que atendían a un promedio de 74 turistas por semana. El otro nueve por ciento eran grandes empresas que atendían a un promedio de 1.600 turistas por semana, principalmente buceadores.

Aburto-Oropeza y sus colegas descubrieron que el tipo de turismo oceánico masivo que ofrecen las grandes empresas representa un mayor riesgo para los arrecifes y los ecosistemas marinos y, al mismo tiempo, ofrece menos beneficios a las comunidades locales. Las grandes empresas tenían más probabilidades de ser propiedad de extranjeros que de ciudadanos mexicanos. Y debido a que dependen de la venta de grandes volúmenes de tours de snorkel baratos, en lugar de excursiones de buceo más pequeñas y costosas, también generan menos ingresos por turista, encontraron los investigadores.

Aburto-Oropeza dice que la investigación ya está teniendo un impacto en México, donde los operadores de buceo han dado los primeros pasos para organizar su industria. Y si bien la pandemia provocó importantes pérdidas de ingresos, también provocó un debate sobre cómo el turismo de buceo puede reabrirse de una manera más sostenible, como mediante la gestión de las cifras de turismo para evitar el hacinamiento.

"La pandemia reafirmó la importancia de una voz más política para este sector", dice Aburto-Oropeza. "Algunas de las lecciones, especialmente para los pueblos pequeños, es cómo empezar a pensar en mejores formas de gestionar el turismo y estrategias para crecer en los próximos años".

Los hallazgos se publican en Marine Policy: Diving tourism in Mexico – Economic and conservation importance

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×
Recibe gratis nuevos artículos por email: