Clicky

vivir en un crucero

A medida que la pandemia obliga a los cruceros a jubilarse anticipadamente, algunos quieren convertirlos en viviendas asequibles

Durante la última década, la cantidad de personas en California ha crecido tres veces más rápido que la cantidad de hogares, lo que ha sumido al estado en una profunda crisis de vivienda. En 2019, Rebecca Kaplan, presidenta en ese momento del consejo de la ciudad de Oakland, planteó un plan para abordar el problema: utilizar un crucero para albergar a 1.000 de las 4.000 personas de la ciudad que carecían de vivienda.

Por raro que parezca, el esquema de Kaplan era familiar en el Área de la Bahía. En 2017, un empresario tecnológico de San Francisco que hizo comentarios despectivos sobre las personas sin hogar propuso convertir un crucero para alojar a 500 personas. En 2016, también en San Francisco, el exalcalde Art Agnos presentó un esquema similar pero con un portaaviones. La idea de Kaplan, como las otras, nunca salió del dique seco: el puerto de la ciudad dijo que la idea era insostenible.

Sin embargo, el fuerte colapso de la industria de cruceros con la pandemia en curso, que ha visto a docenas de barcos dirigirse al desguace en solo unos años, ha revitalizado la discusión sobre qué hacer con los cruceros sin trabajo.

Por poco realista que el puerto pensara que era esquema, los expertos dicen que es interesante la idea de convertir los cruceros en viviendas asequibles. Hay muchas buenas razones por las que podríamos querer considerarlo, incluso si todavía no se han resuelto todos los detalles.

La empresa de arquitectura CallisonRTKL, con sede en Washington, DC, investigó la idea de convertir viejos barcos en viviendas, incluidas viviendas asequibles, e incluso encuestó al respecto a 362 adultos de diferentes niveles socioeconómicos de Florida. Descubrieron que el 44 por ciento de los encuestados dijo que estaría interesado en vivir en un crucero convertido, mientras que un 44 por ciento adicional dijo que tal vez. En general, el apoyo fue más alto en personas solteras entre 41 y 51 años que ganan al menos US $ 100,000 por año.

Otro defensor de la idea, el arquitecto Chris Craiker, con sede en California, dice que la crisis de vivienda del estado lo impulsó a explorar lo que se necesitaría para modernizar un crucero, y escribió un artículo al respecto que presenta su visión.

Los mejores candidatos para la renovación, dice Craiker, son barcos de entre cinco y 10 años. Pero incluso estos barcos relativamente modernos requerirían algo de trabajo para convertir los abarrotados camarotes del crucero en algo que quisieras llamar hogar.

vivir en un crucero

"Mi opinión es que estos se usarían principalmente para albergar familias trabajadoras", dice Craiker. Pero los jubilados que buscan una vida junto al mar, en condiciones de navegar, también son probables candidatos, señala. "Probablemente terminarías combinando dos o tres unidades para convertirlas en apartamentos con dormitorios y cocinas y, por supuesto, baños y demás".

Una vez que se reacondiciona el interior, dice Craiker, el barco también necesitará servicios públicos. La mayoría ya tiene Internet, y cada vez es más común dentro de la industria conectar un crucero a la red eléctrica de una ciudad como el RV más grande del mundo. Los cruceros podrían actualizarse con paneles solares, dice Craiker. Pero habría que arreglar las aguas residuales y el suministro de agua, añade.

Es difícil decir cuánto costaría renovar un crucero de esta manera, simplemente porque nadie lo ha hecho nunca. Sin embargo en 2019, en una renovación particularmente grande y completa, Royal Caribbean pagó $ 115 millones para renovar el Navigator of the Seas de 4.000 habitaciones. A modo de comparación, la construcción de un nuevo rascacielos de 240 unidades en Alberta, sin salida al mar, al mismo tiempo, costó un poco más de $ 40 millones. Según Craiker, es posible que renovar un barco sea más barato por unidad que construir un nuevo complejo de apartamentos, pero hay muchos factores a considerar.

Según Christian Kopp, oficial de políticas de transporte de la Unión para la Conservación de la Naturaleza y la Biodiversidad, una organización medioambiental alemana que estudia regularmente la industria de los cruceros, también hay una lógica medioambiental detrás de este enfoque. A nivel global, el transporte marítimo representa el 2,5 por ciento de todas las emisiones de carbono. Los cruceros solo producen una pequeña parte de esas emisiones, dice Kopp, pero "especialmente en comparación con los buques portacontenedores económicamente más importantes", su necesidad es cuestionable.

Parece poco probable que la flota de cruceros del mundo se convierta en viviendas, pero si proporcionar un uso alternativo para estos barcos ayuda a algunos a jubilarse anticipadamente, podría tener una serie de beneficios ambientales. Kopp señala que los cruceros también traen una gran cantidad de otros problemas. La mayoría utiliza combustible pesado, que puede contener hasta 3.500 veces más azufre que el diésel de los automóviles. También producen una contaminación acústica sustancial que puede estresar a la fauna marina. Muchos de estos problemas podrían resolverse si se anclaran como edificios de apartamentos.

Elizabeth English, arquitecta de la Universidad de Waterloo en Ontario y fundadora de Buoyant Foundation Project, que estudia las casas anfibias como una forma de lidiar con la subida del nivel del mar, dice que la idea también tiene otros potenciales beneficios. Cuando una inundación o un huracán golpea una ciudad costera, dice, un crucero convertido podría desplegarse como vivienda de emergencia temporal. English señala que los cruceros, al ser barcos, son resistentes a las inundaciones a las que se enfrentan algunas ciudades costeras.

"Se adaptan a la subida del nivel del mar por naturaleza. Eso no es un problema para ellos", dice ella. "Tal vez podrían encargarse de las personas desplazadas por la subida del nivel del mar".

Queda por ver si las ciudades portuarias se embarcarán en este camino. Craiker, por su parte, es al menos algo optimista. "Podría ser muy, muy factible", dice. "Encontrar el barco y encontrar el puerto: ese es el desafío".

Etiquetas: CruceroVivienda
 
Recibe gratis nuevos artículos por email:

National Geographic
Inicia sesión para suscribirte en Youtube

Adivinas ¿qué es?

Foto oculta

Enlaces y recursos