updated 3:21 PM CET, Dec 9, 2016

Panamá y el progreso alrededor de un canal

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

canal de Panamá

El istmo de Panamá es la clave del progreso del país

La República de Panamá se muestra como un líder sólido en Centroamérica en cuanto al progreso y al crecimiento económico se refiere. Un país de tan solo 3,7 millones de habitantes en el que su situación geográfica le otorga unos privilegios que han sabido rentabilizar.

La franja terrestre que une América del Norte y América del Sur separando los océanos Atlántico y Pacífico, conocida como el istmo de Panamá, es la clave del progreso del país. Allí en su punto más estrecho de unos 80 kilómetros se sitúa el famoso Canal de Panamá, una de las mayores obras de ingeniería y logística que existen en el mundo.

Dentro de poco más de un mes esta extraordinaria obra cumplirá el centenario de su inauguración. Unas instalaciones que bajo el pago de un peaje permiten cruzar a los grandes buques de un océano a otro en unas 8 horas, evitándoles un viaje que suponía bajar hasta el Cabo de Hornos para rodear el continente sudamericano. Ello implica que por ejemplo un barco que pretenda ir de Ecuador a Europa se ahorre unas 5.000 millas de navegación.

El canal construido por los Estados Unidos volvió a ser íntegramente propiedad de Panamá  en Diciembre de 1999 y en los últimos tiempos afronta una ampliación de sus instalaciones, con la construcción de nuevas y mayores  esclusas que permitan el paso de buques mayores. En la actualidad tiene capacidad para buques de 8.000 contenedores y en el futuro cruzarán barcos de hasta 13.000 contenedores. Toda esta mejora supondrá un aumento en el tránsito, así como en el precio del peaje que aportará una jugosa fuente de ingresos.

puerto Colón, Panamá

En torno al gran canal giran las infraestructuras que convierten al país en un referente del progreso. Paralelo al canal discurre el Ferrocarril de Panamá que se encarga del transporte terrestre entre los dos océanos y que a la vez tiene un excelente atractivo turístico en su recorrido. Por otro lado están los mega-puertos que se encuentran en los extremos del canal. En el lado del Mar Caribe se encuentra la Zona Libre de Colón, la mayor zona franca de América y la segunda mayor del mundo tras Hong Kong, de libre de circulación de capitales y mercancías y libre de impuestos. Esto favorece el que más de 1.600 empresas extranjeras sitúen allí sus instalaciones para el movimiento de productos.

De igual modo Colón dispone de dos puertos especializados en cruceros que compiten con el de Miami, con la diferencia que en Panamá no se necesita disponer de visa para hacer el tránsito, mientras que en el puerto norteamericano sí es obligatorio.

Todas estas infraestructuras sumadas a la inversión extranjera han dado un importante impulso económico al país. En los últimos años Panamá acogió una importante inversión procedente de venezolanos descontentos con la política chavista, así como de otros países de América Latina.

torre Trump, Panamá City

El glamour se instala en la capital de Panamá a través de inversionistas privados de todo el mundo. La ciudad se plaga de rascacielos al estilo del Downtown Miami como la Trump Tower del millonario estadounidense Donald Trump, o el Hotel Waldorf Astoria, primero del prestigioso grupo Hilton que se instala en América Latina.

A la vez grandes eventos deportivos y culturales internacionales aterrizan en la actualidad en Panamá City. Un buen ejemplo de ello es la celebración del LAPT (Latin American Poker Tour), que llegará este mes de julio como uno de los más grandes eventos de póker de Latinoamérica y con el que la ciudad se prepara para recibir a muchos de los mejores jugadores del mundo. Se celebra este año la séptima edición de este torneo y Panamá City, tras tres citas consecutivas, se confirma como una de las ciudades de referencia en el mayor circuito de póker del Continente junto a Viña del Mar (Chile), Lima (Perú), Sao Paulo (Brasil) y Punta del Este (Uruguay).

La ciudad de Panamá presenta obras por todas partes. La modernización de aeropuerto, viaductos, autopista y carreteras son muchas de las mejoras que se han realizado. Donde antes había vertederos ahora hay barrios residenciales. Se afronta un gran proyecto como es la construcción de las líneas 2 y 3 del Metro, el primero de Centroamérica, así como la construcción de un tercer puente sobre el canal.

Panamá City

Si bien es cierto que todo este progreso no ha logrado reducir la brecha existente entre ricos y pobres en un país donde la población que vive bajo el umbral de la pobreza supera el 25%. Esta marcada diferencia social tampoco contribuye a reducir la inseguridad.

Todo ello en un país que mueve toda su economía y progreso alrededor de las infraestructuras que conviven con su extraordinario canal.