La azarosa historia del hotel flotante australiano que terminó en Corea del Norte

Hotel flotante australiano Four Seasons Barrier Reef Resort

El Four Seasons Barrier Reef Resort, después Hotel Haegumgang, lleva cerrado más de 10 años

Durante poco más de un año, a finales de la década de 1980, un hotel de siete pisos y cinco estrellas flotó sobre John Brewer Reef, a unos 70 km de la costa de Townsville, en Queensland, Australia. Tenía doscientas habitaciones, discotecas, bares, un gimnasio, una sauna y dos excelentes restaurantes, especializados en pescados. Fuera del hotel, flotaba una cancha de tenis. Era una empresa tan novedosa que muchos residentes de Townsville que tienen la edad suficiente para recordar el hotel todavía guardan buenos recuerdos de él.

El Four Seasons Barrier Reef Resort fue una creación del desarrollador de Townsville, Doug Tarca, quien quería poner un hotel en la Gran Barrera de Coral para que los turistas pudieran tener acceso inmediato a ella. El plan original era amarrar permanentemente tres cruceros alrededor del arrecife, pero esto se consideró poco práctico. Un encuentro casual con una empresa sueca especializada en la construcción de dormitorios flotantes para plataformas petroleras transformó esa idea en un resort flotante.

El hotel fue construido por una empresa con sede en Singapur y, debido a que iba a ser ubicado en un lugar ambientalmente sensible, el hotel tuvo que incorporar muchas características que se ajustan a los estrictos estándares del Parque Marino de la Gran Barrera de Coral. No se utilizó pintura tóxica en el casco. No se vertieron residuos en las aguas circundantes. Las aguas residuales y toda la basura líquida fueron tratados y el agua esterilizada resultante fue arrojada varias millas fuera del arrecife. La basura era incinerada y llevada al continente.

El hotel se terminó en 1987 a un costo de USD 40 millones. Pero una disputa contractual con el constructor naval de Singapur retrasó la entrega hasta enero del próximo año. Luego fue golpeado por un ciclón, que retrasó la apertura del hotel por otros dos meses. Cuando finalmente se inauguró en marzo, el hotel se había perdido el lucrativo mercado turístico de invierno del hemisferio norte. Las demoras habían costado millones de dólares en ingresos perdidos.

Hotel flotante australiano Four Seasons Barrier Reef Resort

La parte más difícil, para los turistas, era el viaje de 70 kilómetros en taxis acuáticos hasta el hotel en medio del océano. El mal tiempo a menudo interrumpía las conexiones con el continente, y cuando llegaban los turistas a menudo estaban mareados. Entonces se incendió uno de los catamaranes que solía transportar a los huéspedes y los suministros entre el hotel y el continente. Aunque nadie resultó herido, tuvo un efecto negativo en la imagen pública del hotel. Combinado con una mala comercialización y una mala gestión, las reservas comenzaron a agotarse. Finalmente, el hotel se volvió demasiado costoso para operar.

Hotel flotante australiano Four Seasons Barrier Reef Resort

Poco más de un año después de su apertura, el hotel flotante fue vendido a una empresa en Vietnam. En 1989, fue remolcado a Saigón, a 5.000 kilómetros de distancia, y amarrado en el río Saigón, donde se abrió como el Hotel Flotante de Saigón.

transporte del Hotel flotante australiano Four Seasons Barrier Reef Resort

Vietnam estaba atravesando un auge turístico después del final de la Guerra de Vietnam, y había mucha necesidad de alojamientos de lujo. El hotel flotante fue la solución perfecta para pasar la noche, y funcionó. El hotel se hizo muy popular en la ciudad, donde se le conocía con cariño como "The Floater". Pero una vez más, los problemas financieros obligaron a los propietarios a cerrar el negocio.

Hotel Haegumgang, Saigón

Esta vez, el hotel fue vendido a Corea del Norte y llevado a la región turística de Mount Kumgang, en la frontera entre Corea del Norte y Corea del Sur, que abrió en 1998 para turistas del sur. Fue renombrado Sea Kumgang Hotel, o Hotel Haegumgang. Diez años después, cuando un soldado norcoreano mató a tiros accidentalmente a una mujer surcoreana, se suspendieron las visitas al resort.

El Hotel Haegumgang todavía está amarrado en su lugar, pero lleva cerrado más de 10 años. Noticias sobre el hotel aparecieron recientemente después que el líder norcoreano hizo algunos comentarios poco halagadores después de una visita al achacoso barco. El Sr. Kim dejó en claro que no estaba contento con lo que vio en el hotel, comparando las instalaciones con "carpas improvisadas en un área afectada por el desastre".

Kim Jong-un ordenó que todas las instalaciones "desfasadas" y "en mal estado" fueran retiradas del complejo turístico Mount Kumgang, insinuando que el hotel flotante de 30 años podría ser reconstruido, remodelado o vendido a otro desarrollador.

De vuelta en Townsville, la gente todavía siente nostalgia por el hotel.

Belinda O'Connor, que trabajaba en un taxi acuático que transportaba a los huéspedes al hotel, todavía recuerda la primera vez que vio el hotel. "Era una vista impresionante. Recuerdo tantos días increíbles viviendo en el hotel, viajes de pesca, fiestas de la tripulación, buceando debajo del hotel, pizzas traidas en helicóptero", dijo a la ABC.

Otro ex empleado del hotel, Luke Stein, recuerda con cariño: "Fue, y sigue siendo, el mejor trabajo que he tenido en mi vida. Me pagaron por caminar, nadar y estar al sol. Miro hacia atrás a esos tiempos y pienso: '¿Eso realmente sucedió? ¿Estoy soñando?".

maqueta del Hotel flotante australiano Four Seasons Barrier Reef Resort

El Museo Marítimo de Townsville ahora alberga una popular exposición sobre el hotel con un modelo a escala de la embarcación, información y recuerdos.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.