Nadar con ballenas: debes conocer los riesgos y cuándo es mejor mantener la distancia

nadar con ballenas

Las parejas de madres y crías evitan alrededor de un tercio de los acercamientos de embarcaciones turísticas

Tres personas resultaron heridas el mes pasado en encuentros separados con ballenas jorobadas frente a la costa de Australia Occidental. Los incidentes ocurrieron durante recorridos de snorkel en Ningaloo Reef cuando los nadadores se acercaron demasiado a una madre y su cría.

Los encuentros de nado con ballenas jorobadas son relativamente nuevos en la cartera de turismo de vida silvestre australiana. Los tours en Australia Occidental son parte de una prueba que finaliza en 2023. Algunas opciones de tours también han estado disponibles en Queensland desde 2014.

Pero las lesiones del mes pasado han generado preocupaciones sobre la seguridad de nadar en la naturaleza con criaturas tan gigantescas.

Encuentros cercanos

Hasta hace poco, tenías que viajar a Tonga, Niue o la Polinesia Francesa para encuentros similares con ballenas jorobadas en Oceanía. O se puede nadar con otras especies, como las ballenas minke enanas en la Gran Barrera de Coral.

Pero cuando interactuamos con animales salvajes siempre existe un riesgo para la seguridad, especialmente en entornos desafiantes como el mar abierto.

Las ballenas, al igual que otros animales salvajes, pueden comportarse de forma impredecible. Los comportamientos activos en la superficie, como los saltos, los golpes con la cola y las aletas, presentan un riesgo significativo para los nadadores y los observadores de ballenas.

En uno de los encuentros en Australia Occidental, se informó que la hembra lactante mostraba aletas pectorales y palmadas con la cola. Estas son potencialmente amenazantes debido al tamaño (hasta 16 metros de largo) y la fuerza de las ballenas jorobadas.

ballena hace un palmeo con la aleta

Imagen: Es emocionante observar el comportamiento activo de las ballenas, pero esa aleta puede tener graves consecuencias

Estos comportamientos se observan con frecuencia en las interacciones sociales entre las ballenas jorobadas y pueden presentar un riesgo severo de lesiones a cualquier persona cercana, con resultados potencialmente mortales.

Un reciente estudio de los impactos de la presencia de nadadores entre las ballenas jorobadas frente a la isla Reunión (en la costa este de Madagascar en el Océano Índico) confirmó una alta incidencia de comportamiento agresivo y/o defensivo de las ballenas.

Los investigadores observaron golpes y palmadas de aletas y de la cola, movimientos repentinos de las extremidades de la ballena, especialmente en parejas de madre y cría.

Mantén la distancia

Si bien aún no están claras las razones de los incidentes australianos, una posible explicación podría ser que los grupos de nadadores se acercaron demasiado a las ballenas e ignoraron las señales de que las ballenas no daban la bienvenida a los visitantes.

señales de peligro de una ballena jorobada

Imagen: Si una ballena jorobada (1) salta, (2) eleva la cabeza, (3) salpica con la cola y (4) palmea con la aleta pectoral puede indicar un peligro para las personas cercanas

Se debe exigir que se mantenga una distancia segura a cualquier turista interesado en ver o acercarse a la impredecible vida silvestre, especialmente en entornos desconocidos.

No podemos esperar que los turistas, que a menudo participan por primera vez en el nado con ballenas, puedan leer e interpretar el comportamiento de las ballenas. Por lo tanto, es vital que los miembros de la tripulación estén capacitados y tengan experiencia y puedan terminar un encuentro si es necesario.

Los guías acuáticos expertos son indispensables en los programas comerciales de nado con ballenas. Sin embargo, a menudo esto no es un requisito de las organizaciones que emiten licencias para tales actividades.

Por ejemplo, los permisos en Nueva Zelanda requieren "operadores y personal capacitados", pero no es necesario tener guías en el agua durante el encuentro. Las personas interesadas en nadar con ballenas deben elegir compañías de turismo que proporcionen guías en el agua que se unan a ellos en su aventura.

También deberíamos preguntarnos si deberían permitirse las interacciones con las ballenas hembras que cuidan a las crías recién nacidas. Las pautas de mejores prácticas desaconsejan las interacciones cuando hay crías presentes.

Una reciente investigación en un popular destino de nado con ballenas en Tonga mostró que las parejas de madres y crías evitan alrededor de un tercio de los acercamientos de embarcaciones turísticas buceando durante períodos más largos.

ballena jorobada y su cría

Imagen: Debemos tener mucho cuidado cuando estamos cerca de una ballena jorobada madre con su cría.

Sin embargo, los tiempos de descanso en la superficie son críticos para las crías. Cualquier disminución en el tiempo de descanso de las parejas de madre y cría puede afectar la tasa de crecimiento, la condición física general y las posibilidades de supervivencia de la cría.

En Reunión se hicieron observaciones similares. Tres de cada cuatro (74%) parejas de madres y crías cambiaron su comportamiento para evitar a los nadadores.

La seguridad es lo primero: para ballenas y nadadores

La Pacific Whale Foundation está llevando a cabo un estudio para evaluar el impacto de nadar con ballenas jorobadas en Hervey Bay, Queensland, Australia.

Esta investigación tiene como objetivo monitorear el comportamiento de las ballenas jorobadas, proporcionando información crítica sobre si las actividades turísticas agregan estrés a esta población en recuperación.

Pero la investigación sobre la idoneidad de las especies de vida silvestre utilizadas para operaciones de turismo comercial y sus disposiciones de salud y seguridad aún carece de profundidad fundamental.

En las actividades turísticas altamente interactivas, como los programas de nado con vida silvestre, los turistas deben recibir educación sobre los riesgos involucrados en estas experiencias de "lista de deseos". Esto debe incluir información sobre el comportamiento animal y las posibles consecuencias para los nadadores.

Además, capacitar a los operadores turísticos para que identifiquen comportamientos que puedan indicar una perturbación o que tengan el potencial de ser perjudiciales para los clientes es un importante paso adicional hacia interacciones más seguras.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.