'Corcel' metálico gigante atraviesa un amenazado glaciar de Islandia

Sleipnir, el autobús turístico en un glaciar de Islandia

El autobús turístico, llamado "Sleipnir" por el mítico caballo de ocho patas montado por el dios nórdico Odin

En lugar de un lento trabajo con raquetas de nieve, un autobús gigante lleva a los pasajeros a una velocidad de hasta 60 kilómetros por hora a través del segundo glaciar más grande de Islandia, que los científicos predicen que probablemente casi desaparecerá para fines de siglo.

El megabus rojo del glaciar mide 15 metros de largo y está equipado con enormes neumáticos para la tracción a través de la nieve en polvo de la vasta capa de hielo de Langjokull en el oeste de Islandia.

El glaciar se formó hace unos 2.500 años y, al derretirse y volverse a congelar, los glaciólogos creen que el hielo más antiguo del glaciar tiene 500 años.

Desde su punto más alto, a unos 1.450 metros, la espectacular vista abarca otros picos nevados, incluido el Okjokull, el primer glaciar del país que se perdió oficialmente por el cambio climático en 2014.

Con su motor de 850 caballos de fuerza, el autobús turístico, que parece algo salido de una película de ciencia ficción, atraviesa suavemente el terreno helado sobre ocho ruedas, cada una de dos metros de diámetro.

Sleipnir, el autobús turístico en un glaciar de Islandia

Ha sido nombrado "Sleipnir" por el mítico caballo de ocho patas montado por el dios nórdico Odin.

Mientras los fuertes vientos azotan la nieve fresca en un día de octubre, el autobús, creado por el entusiasta mecánico Astvaldur Oskarsson, de 59 años, que dirige una empresa de almacenamiento especializada, sube más alto para emerger de las nubes bajas hacia un cielo azul brillante.

Una pareja italiana se encuentra entre los pocos viajeros que han desafiado la doble prueba del COVID-19 y la cuarentena de cinco días requerida a su llegada a Islandia.

Sleipnir, el autobús turístico en un glaciar de Islandia

"Se siente realmente emotivo. Tocar algo que es tan viejo, te sientes tan en contacto con la tierra", dice a la AFP la italiana Rossella Greco, de 30 años, sobre la gira, que cuesta 10.000 coronas (unos 60 euros o 71 dólares).

Las dimensiones del autobús le permiten cruzar grietas de tres metros de ancho, aunque también significa que consume 45 litros (12 galones) de gasolina cada 100 km y deja profundas huellas en la nieve.

Sin embargo, el impacto en el glaciar "es pequeño siempre y cuando se trate de uno o dos vehículos", según Thorsteinn Thorsteinsson, glaciólogo de la Oficina Meteorológica de Islandia.

Sleipnir, el autobús turístico en un glaciar de Islandia

Sleipnir, el autobús turístico en un glaciar de Islandia

En peligro de desaparecer

A lo largo del camino que asciende desde el pie del glaciar Langjokull, se han erigido carteles que muestran la línea de hielo de cada 20 años desde 1940, un recordatorio de la rapidez con la que el glaciar se está adelgazando.

Casi 250 kilómetros cuadrados (97 millas cuadradas) de superficie se han evaporado desde 1890 y el final de la Pequeña Edad de Hielo.

"La elevación del glaciar está disminuyendo en muchos, muchos lugares", dijo a la AFP Gunnar Gudjonsson, un guía turístico de 20 años. "Así que en realidad son nuevas montañas o nuevos nunataks (la cresta o cumbre de una montaña que sobresale de un campo de hielo) que salen de los glaciares. Es increíble lo rápido que se está derritiendo", agregó.

Sleipnir, el autobús turístico en un glaciar de Islandia

En agosto, la presa de un lago glaciar, formado por agua de deshielo, se rompió y provocó inundaciones.

"No fue un evento importante, pero sucedió en una región donde no estamos acostumbrados a tales fenómenos", dijo Thorsteinsson.

Las fuertes inundaciones llamadas jokulhaup son normales alrededor del glaciar Vatnajokull, el más grande de Islandia y también de Europa. Sin embargo, estas se deben generalmente a la actividad volcánica. Pero es probable que las inundaciones ocurran con mayor regularidad en los glaciares de otras partes de Islandia, ya que el calentamiento global acelera el deshielo.

Las posibilidades de supervivencia del Langjokull son escasas, advirtió Thorsteinsson. "Si esto continúa de manera similar o incluso en un clima aún más cálido, entonces es muy probable que todo Langjokull, o quizás entre el 80 y el 90 por ciento, desaparezca para fines de este siglo", dijo.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.