updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

Un marinero audaz con 'licencia para la quilla' estilo Bond 007

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Alex Thomson en su paseo por la quilla

Alex Thomson realiza en un velero el conocido como "el paseo de la quilla"

Buscando todas las partes del clásico de James Bond, un capitán británico vestido elegantemente con lazo negro se sube a la quilla de un barco de vela a gran velocidad en aguas cercanas a la Isla de Wight.

El misterioso hombre de este caso es Alex Thomson, de 37 años que realizó la "peligrosa y estúpida" hazaña a bordo de su yate "Hugo Boss" en Solent - un canal que separa la isla de la parte continental de Inglaterra.

Conocido como el "El Paseo de la quilla" el truco consiste en el viento, una navegación muy precisa y las condiciones del mar para asegurarse de en que la maniobra Alex, y su asistente en un jet-ski, no se topen con el yate de 8,2 toneladas.

El Sr. Thomson, quien realizó la maniobra mientras se tomaba un gin-tonic -mezclado, no agitado-, dijo: "Nos gustaría despertar un día y tener las condiciones necesarias, por lo que nos suena la alarma y preparamos el barco, el tipo del jet-ski, el controlador de RIB, el fotógrafo, los chicos de la cámara ... Estoy con el traje, listo para salir ... y cae el viento. Tanta prisa para luego esperar".

Alex Thomson en su paseo por la quilla

¿Y qué es exactamente lo que se requiere para que no seas un loco con un traje?

Una velocidad del viento de 17-19 nudos, olas de entre 50 cm y 1,25 metros, una velocidad de navegación de nueve nudos y una tripulación con  unos 45 años de experiencia.

Una vez que se cumplen estas condiciones, la tripulación tiene que inclinar el yate 70º para obtener una ventana de 45 a 60 segundos en la que el Bond de la vida real pueda subirse a la quilla desde un jet-ski y ajustarse su corbata de lazo.

Y a pesar de Q puede tener siempre un plan de escape, este truco podría haber terminado en un desastre:

Alex Thomson en su paseo por la quilla

"El viento es impredecible, una ráfaga momentánea o disminución afectará a la dirección y velocidad del barco en un instante -dijo el señor Thompson.

Si se golpea la quilla - 4 toneladas de plomo que se mueve a 10 mph -, sería el equivalente de ser empujado por un elefante.

Alex Thomson se tira al agua

El Sr. Thomson realizó la misma hazaña en 2009:

"Pero todo el mundo creyó que era "Photoshop", dijo.

"Y yo estaba decidido a demostrar que estaban equivocados, así que decidimos volver a intentarlo".

Esta no es la primera maniobra digna de noticia que el Sr. Thomson haya realizado con su yate. Cuando tenía 25 años, se convirtió en la persona más joven en ganar una vuelta al mundo a bordo del mismo buque.

Lo que lo hace todo más complicado es que desde su elevada posición el capitán del yate, Daniel Ross, no puede ver bien Alex o el jet-ski.

marineroa babor observa la posición de Alex Thomson

En su lugar, debe basarse en la información dada por el observador que está sentado en el lado de babor de la popa (o de la izquierda, hacia la parte posterior de la embarcación para aquellos no familiarizados con la terminología marítima).