updated 3:47 PM CET, Dec 7, 2016

La nadadora de 64 años Diana Nyad cruza desde Cuba a Florida

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Diana Nyad tras cruzar a nado de Cuba a Florida

Es la primera persona en hacerlo sin una jaula de tiburones de protección

La veterana nadadora estadounidense Diana Nyad ha completado con éxito un maratón al cruzar de Cuba a la Florida, convirtiéndose en la primera persona en hacerlo sin una jaula de tiburones de protección.

Nyad que salió el sábado desde un club de yates de la Habana, llegó a una playa de Key West para realizar al quinto intento el sueño de su vida, dijo su equipo en un tweet.

"Nuestra valiente Nyad finalmente ha logrado su sueño "Xtreme" y llegó a la otra orilla", dijo el tweet. "Un momento histórico que demuestra que los sueños se hacen realidad".

Imágenes de televisión en vivo mostraron a las multitudes que la esperaban en la playa e incluso corrieron hacia Nyad mientras se acercaba a la orilla. Pero varios retos cobraron mucha importancia durante la histórica travesía - sobre todo en la recta final.

Los médicos - que observaban a Nyad desde barcos de apoyo - informaron el lunes temprano que su lengua y sus labios estaban tan hinchados que su voz se había vuelto pastosa.

Ella también experimentó el frío extremo durante la noche.

Cuando Nyad se acercaba a Key West una gran medusa apareció en su camino. Para evitar sufrir una debilitante picadura, unos buzos nadaron delante de Nyad en busca de más.

En una muestra de la resistencia y espíritu, Nyad había aumentado su velocidad media de 2,83 km/h el domingo después de más de 24 horas en el agua.

Cuando era necesario Nyad llevaba un traje de cuerpo completo. Ella también tenía una mascarilla especialmente diseñada, así como guantes y zapatos a su disposición para protegerse de las picaduras de medusas.

La australiana Susan Maroney es la primera y única persona que ha logrado cruzar a nado el Estrecho de la Florida. Protegida por una jaula de tiburones, lo hizo en 1997, cuando tenía 22 años.

En junio el nadador australiano Chloe McCardle juró no intentar el cruce de nuevo después de haber sido obligado a retirarse por las picaduras de medusas.