Clicky

nadadora con dedos extendidos

Los dedos extendidos 10° podrían aumentar la velocidad de un nadador en un 2,5%

En las competiciones de natación de élite las centésimas de segundo marcan la diferencia. Y simplemente esparciendo los dedos se puede arañar un poco de ese tiempo disponible, según un estudio presentado la semana pasada en la 69ª Reunión Anual de la División de la Sociedad Americana de Física de Dinámica de Fluidos.

Los físicos usaron modelos de manos y brazos de plástico impresos en 3D para considerar el impacto de cinco diferentes posiciones de los dedos sobre la velocidad de natación: corazón, índice, anular y dedo meñique extendidos por 0°, 5°, 10°, 15° o 20°. (En todos los casos, la posición del pulgar se mantuvo constante).

Los investigadores midieron la tracción sobre su modelo en un túnel de viento en lugar de una piscina para evitar la influencia de las ondas superficiales. Encontraron que el modelo con sus dedos extendidos 10° creó la mayoría de la fricción porque la ligera abertura entre los dedos todavía obstruyó el flujo de aire.

Debido a que más fricción da a un nadador más empuje para propulsarse a sí mismo adelante, el equipo llegó a la conclusión de que los nadadores de estilo libre serían más eficientes cuando extienden los dedos ligeramente.

Haciendo suposiciones sobre el tamaño de la mano y la tasa de fricción, los investigadores calcularon que los dedos extendidos 10° podrían aumentar la velocidad de un nadador en un 2,5% en comparación con la natación con los dedos juntos.

Esa diferencia de velocidad se traduce en varias décimas de segundo en una carrera de 50 metros de estilo libre, un margen enorme considerando que en los Juegos Olímpicos de Verano de 2016 la carrera femenina de 50 metros de estilo libre se ganó por 0,02 segundos.

Etiquetas: NadarExtenderDedoVelocidad
 
Recibe gratis nuevos artículos por email:

National Geographic
Inicia sesión para suscribirte en Youtube

Adivinas ¿qué es?

Foto oculta

Enlaces y recursos