Loading...
updated 12:25 PM CEST, May 23, 2018

Mira cómo es cabalgar en la ola más alta jamás surfeada

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

récord de Rodrigo Koxa en Nazaré

El mismo día que Rodrigo Koxa surfeó una ola récord, otro surfista tuvo un encuentro cercano con la muerte

El 8 de noviembre de 2017 el surfista brasileño de 38 años atrapó una ola de 80 pies (más de 24 metros) de altura en Praia do Norte, frente a la costa de Nazaré, Portugal. El 28 de abril, la World Surf League le otorgó el Quiksilver XXL Biggest Wave Award con un premio de $ 25.000. La cabalgata de Rodrigo Koxa también rompió un récord mundial Guinness para la ola más grande jamás surfeada.

"Estoy tan feliz y este es el mejor día de mi vida", dijo Koxa en los premios. "Es un sueño hecho realidad".

Otros ganadores son los surfistas Lucas Chianca, Paige Alms, Aaron Gold e Ian Walsh. El surfista británico Andrew Cotton, quien se rompió la espalda después de una caída el mismo día y en el mismo lugar que la hazaña récord de Koxa, fue galardonado con el premio Wipeout of the Year.

Previamente el récord estaba establecido en 2011 por Garrett McNamara de Hawái con una ola de 78 pies de altura frente a la misma costa. Otros surfistas han dicho que rompieron ese récord de 2011, pero la ola de Koxa fue confirmada: los expertos pueden medir una ola desde el valle hasta la cresta comparándola con el tamaño de las personas que la navegan.

En el video, una moto acuática arrastra a Koxa por la ola. En aguas menos extremas, los surfistas suelen remar olas antes de pararse y montarlas, pero como el rodillo de 80 pies de altura de Koxa es demasiado rápido, remolcarlo en una moto acuática le permite acercarse. La moto acuática lo libera y, en segundos, las poderosas aguas se le acercan. Koxa apenas logra evadir la ola mientras se precipita como una avalancha detrás de él.
Koxa es un experimentado surfista y, esta vez, escapó ileso. En 2014, tuvo un roce con la muerte en la misma playa. La experiencia lo envió a una depresión de cuatro meses donde tuvo pesadillas, no viajó y se asustó fácilmente.

No es coincidencia que Koxa y Cotton montaran enormes olas en la misma playa el mismo día. La ubicación y la geografía de la playa la convierten en un territorio privilegiado y un imán para los intrépidos surfistas. A pesar de que un surfista salió de la ola rompiendo un récord, el otro apenas logró escapar con una fractura en la espalda.

premio ola más alta para Rodrigo Koxa en Nazaré

Olas peligrosas

Las olas de Praia do Norte son famosas por estar entre las más grandes del mundo. La ubicación oeste de la playa en la costa europea le permite atrapar el viento y, por lo tanto, las olas oceánicas, de las tormentas que azotan el Atlántico Norte. Un profundo cañón corre bajo el oleaje y apunta hacia la ciudad, que enfoca las olas oceánicas directamente hacia el faro en el borde de Nazaré. El Cañón de Nazaré, el abismo submarino, tiene 130 millas de largo y en algunas áreas una profundidad de hasta 16.000 pies debajo de la superficie del océano.

"Las marejadas del océano se enfocan en este cañón submarino y tienen mucha más energía", dijo a NPR en 2013 el navegante y meteorólogo Micah Sklut. "Primero tienes agua muy profunda, y luego cuando se acerca a la orilla se pone muy poco profunda, y eso permite que las olas trepen, realmente grandes de repente".

La geografía submarina de Nazaré la hace particularmente única, pero no es el único lugar para atrapar una gran ola. Otros lugares populares para surfear con olas imponentes son Teahupo'o en Tahiti, Oahu's Banzai Pipeline, Cortes Bank cerca de Los Angeles y Mavericks en el norte de California.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar