updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

Salón del Chocolate, endulzar con imaginación

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

chocolate con imaginacion

¿Chocolate para el cambio climático?

Esculturas y fuentes de chocolate en Moda Shopping Madrid

margaritas de chocolate Imaginación no les falta a los maestros chocolateros para, si cabe, hacer más atractivos sus productos.

Hoy, jueves 23 de octubre/2008, se ha inaugurado en el centro comercial "Moda Shopping", de Castellana-Azca en Madrid, la quinta edición del Salón del Chocolate que estará abierto hasta el domingo 26.

Imaginación para utilizar y modelar el chocolate en cientos de productos con sabores, olores y formas diferentes. Desde rosas a puros, margaritas, enormes piezas de ajedrez... (el peón -en este caso de la construcción- fumando un cigarrillo, claro que también de chocolate).

En el 5º Salón del Chocolate podemos encontrar diferentes talleres de obrador como: Fantasía de bombones, Recuerdos de chocolate, Pintando con chocolate, Cocina creativa en chocolate (con Alberto Moya de El Bogavante de Almirante), Texturas en chocolate, Casas de chocolate de origen, Degustación de mousses de chocolate, Al rico helado artesano y una Clase magistral de repostería en chocolate por Daniel Guerrero del Horno San Onofre.

Una representación de una muy antigua (1870) fábrica de chocolate de la Comunitat Valenciana, Chocolates Comes de Sueca (Valencia), han traido unas muestras de su "Fábrica-Museo del Chocolate" con aparatos e instrumentos utilizados incluso por los mayas para la elaboración del chocolate.


metate precolombino par moler cacao
En Chocolates Comes nos cuentan que este alimento, tan universal hoy en día, tiene una historia muy interesante y hasta mística en sus origénes. El "tchocoathl", o chocolate, que es como lo llamaron los primeros descubridores españoles, era una bebida considerada de dioses, ya conocida por los mayas alrededor del siglo IV a. de C.

Los aztecas creían que las semillas del cacao eran "quetzalcoatl" la personificación del Dios de la sabiduría y tenía tanto valor que servía como moneda de cambio. En aquel entonces el chocolate era un líquido amargo y espumoso, mezclado con especias, vino o puré de maíz, y se tomaba frio. Se le otorgaban poderes afrodisiacos y de fuerza, que tiene por sus componentes estimulantes. Solo a partir de su llegada a España en el siglo XVI, fue cuando se le añadió azúcar y cuando se hizo popular, primero entre las clases dominantes y después entre el pueblo.



Pero también nos hemos enterado que nos podemos quedar sin este dulce manjar:

chocolate y cambio climáticoEn un gran panel a la entrada del centro comercial Moda Shopping se exponen unos carteles en los que, aparte de afirmar que el chocolate es bueno no sólo para dar placer al cuerpo si no para alimentar "el alma", se preguntan si el chocolate puede ayudar a reducir los efectos del cambio climático.

Ahora parece que todo el mundo aprovecha cualquier evento para comentar su punto de vista sobre el cambio climático, y en esta muestra informan de un método de plantación denominado "cabruca", consistente en una tala selectiva de árboles de una parcela de la selva amazónica,  plantando bajo los restantes el árbol del cacao (ya que estos crecen a una altura poco mayor que la del hombre y necesitan estar a la sombra evitando la exposición directa al sol, con otros árboles más altos a su alrededor).

frutos del árbol del cacaoHistóricamente el cultivo del chocolate representó una importante industría en la región amazónica. Sin embargo en las últimas décadas, las plagas y los bajos precios han tenido un efecto devastador sobre la industría del cacao. Los productores de cacao han buscado otras formas de vida: desde la explotación maderera de sus bosques, hasta la quema de importantes extensiones de selva para convertirlas en pastos. Cuando se acabaron los nutrientes del suelo estas tierras han sido abandonadas.

El método de plantación "cabruca", propuesto por Joao Tavares, tiene como objetivo recuperar el cultivo tradicional de cacao en esas tierras y que la "cabruca" pueda convertirse en parte del mercado de créditos de carbono, por su importante valor como sumidero de CO2.
 
En estos días iré subiendo a una galería llamada Salón del Chocolate las instantaneas que he realizado sobre el 5º Salón del Chocolate donde podréis comprobar esa imaginación que decía al principio.

Enlace:  Salón del Chocolate    Museo del chocolate