updated 9:29 PM CEST, Sep 26, 2016

Cerveza de un naufragio de hace 170 años huele asquerosa

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

botella de cerveza de un naufragio de 170 años

Se había filtrado en las botellas algo de agua de mar lo que pudo haber diluido la cerveza

Cuando eliges una cerveza, ¿qué sabores busca? Si un toque de leche agria y goma quemada, o un sabor a "cabra" suenan muy agradables para ti, entonces podrían gustarte unas cervezas que ha estado durante 170 años en el fondo del mar Báltico.

Recientemente, los científicos abrieron dos botellas de cerveza de un naufragio frente a las costas de Finlandia para obtener un perfil de las cervezas del siglo XIX.

Se había filtrado en las botellas algo de agua de mar y las décadas de actividad bacteriana dieron a la cerveza unas notas bastante desagradables. Pero sobrevivieron suficientes compuestos de la bebida para que los investigadores fueron capaces de decir que los sabores originales de las cervezas probablemente habrían sido bastante similares a las de cervezas modernas, según un nuevo informe.

Las botellas de cerveza a 165 pies (50 metros) por debajo de la superficie del mar Báltico, estaban entre los restos de una goleta que se hundió cerca de las islas Aland de Finlandia en la década de 1840. En 2010 los buzos encontraron 150 botellas de champán en los restos del naufragio, así como cinco botellas de cerveza, aunque una no sobrevivió el viaje de regreso a la tierra. Cuando la botella se rompió en barco de los buzos y comenzó a formar espuma algunos buzos gastronómicamente aventureros atestiguaron que el líquido de hecho sabía a cerveza, según los autores del estudio, que publicaron sus hallazgos el mes pasado en la revista Journal of Agricultural & Food Chemistry .

Para un análisis más científico del sabor de la cerveza, el equipo de investigación, dirigido por John Londesborough del Centro de Investigación Técnica de Finlandia (VTT), descorchó dos de las botellas sobrevivientes. Los investigadores fueron golpeados con una mezcla de olores maduros: extracto de levadura, sulfuro de dimetilo (pensar en la col), baquelita (un olor a pescado de plástico retro), goma quemada, queso de cabra demasiado maduri y azufre. Estas desagradables notas fueron probablemente el resultado de las bacterias que crecieron dentro de las botellas durante décadas, lo que eliminó los perfiles afrutados, de malta o lúpulo, que originalmente tenía la cerveza, escribieron los investigadores.

análisis de la cerveza del naufragio en FinlandiaLa cerveza teniá también un color "amarillo dorado brillante, con poca neblina", y puede haber sido diluida por el agua de mar en hasta un 30 por ciento, dijeron los investigadores. Así que las bebidas podrían haber sido más fuertes que sus actuales niveles de alcohol por volumen del 2,8 al 3,2 por ciento.

Los científicos reconocieron que la cerveza no había sido almacenada en condiciones ideales, y hay pocos datos sobre la estabilidad química de la cerveza durante un largo tiempo. Sólo bebiendo la vieja cerveza los investigadores no pudieron decir cómo pudo la bebida haber sabido originalmente. Sin embargo, a partir de sus análisis químicos, podrían especular algunas cosas.

Ellos encontraron que los compuestos de sabor derivados de la levadura fueron similares a los de cervezas modernas. También piensan que las dos botellas contenían diferentes cervezas, una de las cuales era de malta (y por lo tanto más amarga) que la otra. Cuanto menos lúpulo tenga la cerveza se produce un incremento en la cantidad de un químico llamado feniletanol, que pudo haber dado notas afrutadas. Había en las dos botellas niveles inusualmente bajos de acetato 3-metilbutilo (un compuesto que da notas de plátanoa la cerveza), pero es posible que la concentración de la sustancia química disminuyese durante tal largo período de envejecimiento, escribieron los investigadores.

Artículo científico: Analysis of Beers from an 1840s’ Shipwreck