updated 2:21 PM CEST, Oct 19, 2017

Isla de Sark: el último estado feudal de Europa

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Isla de Sark: el último estado feudal de Europa - 5.0 out of 5 based on 1 vote

Isla de Sark, en la costa de Normandia

Antes de las reformas constitucionales de 2008, Sark era regida por un "Seigneur" feudal

Sark es una pequeña isla en la Bailía de Guernsey, en el suroeste del Canal Inglés, a 25 millas de la costa francesa de Normandía. La isla ha estado bajo el sistema feudal de Europa durante los últimos 440 años hasta el reciente 2008, cuando la pequeña isla celebró sus primeras elecciones democráticas. Junto con las otras islas del canal, Sark era el último vestigio del antiguo Ducado de Normandía todavía perteneciente a la Corona británica, y el último Estado feudal del mundo occidental. Sin coches, sin farolas en la calle e inexistencia divorcio, este pequeño punto de la tierra es una de las zonas más tranquilas y sin contaminación del viejo continente.

La Isla de Sark tiene unas tres millas de largo y una milla de ancho, con una población de 600 personas. Antes de las reformas constitucionales de 2008, Sark se regía por los Chief Pleas - el parlamento feudal - que comprendía 40 propietarios de tierras insulares no electos y era dirigido por el "Seigneur". Desde 1565, cuando Isabel I le concedió la isla al noble Hellier de Carteret a cambio de su protección contra los piratas, los Seigneur han gobernado esta roca. Los Seigneur pagaban a la Corona británica apenas 1.79 libras al año para mantener la isla, y en cambio tenían el privilegio de otorgar el permiso a los propietarios de tierras para comprar y vender sus casas, pero sólo si juraban lealtad a la Corona y pagaban a los Seigneur una 13ª parte del precio de compra de la propiedad.

Muchas de las leyes, en particular las relativas a la herencia y el imperio del Seigneur, habían cambiado poco desde que fueron promulgadas en 1565 bajo la reina Isabel I. Por ejemplo, el Seigneur conservó el derecho exclusivo de la isla de mantener palomas y, hasta el año 2008 , la única persona autorizada para tener un perro no esterilizado. También era dueño de todos los escombros varados entre las mareas altas y bajas.

Los antiguos poderes feudales del Seigneur se vieron amenazados cuando en 1993 los multimillonarios hermanos Barclay, Sir David y Sir Frederick, dueños del hotel Ritz y el periódico Telegraph, compraron la pequeña isla Sark del Bailiwick of Guernsey.

De acuerdo con las leyes feudales de Sark, los Barclay se vieron obligados a pagar un impuesto a la propiedad de 179.230 libras que fue directamente al bolsillo de Michael Beaumont en vez de ir al estado. De mayor irritación para los Barclay fue la ley de primogenitura, es decir, que la propiedad debe pasar toda e indivisiblemente a manos del heredero varón de más edad. Ellos desafiaron la ley en los tribunales, ganaron y consiguieron cambiar la ley. No contentos todavía, los Barclay comenzaron a insistir en reformas democráticas en Sark y, al hacerlo, sembraron las semillas de un malestar social entre los habitantes del protectorado.

Finalmente, en 2008, la población adulta de la isla eligió democráticamente un parlamento de 28 miembros, poniendo fin a los 443 años de dominación feudal. Fue abolido el impuesto a la propiedad de los Seigneurs, y en su lugar el 22º Seigneur de Sark - Michael Beaumont - recibiría un beneficio anual de £ 28.000, un beneficio que puede pasar a sus herederos a perpetuidad.

un camino en la Isla de Sark

Cuestiones políticas aparte, Sark es un lugar idílico para pasar unas vacaciones. Para llegar a Sark, los turistas tienen que coger un avión a Guernsey y luego subir a un ferry para un viaje de 45 minutos a la isla. Aquí tenéis ofertas de viajes en Europa por si os apetece ir a la isla en vuestro próximo destino.

Los coches son ilegales en Sark. Los únicos vehículos permitidos son carruajes tirados por caballos, bicicletas, tractores y carritos de paseo con pilas o bicicletas motorizadas para personas mayores o discapacitadas. Incluso a la ambulancia y al camión de bomberos no se les permiten motores y tienen que ser remolcados a las emergencias por un tractor agrícola. Moverse por la isla, sin embargo, no es un gran problema ya que sólo tiene en tamaño de alrededor de dos millas cuadradas y se puede recorrer a pie.

A parte de la pista de aterrizaje, no hay automóviles o carreteras asfaltadas, así que la vida en Sark queda visiblemente apartada de la vida moderna. La isla cuenta con dos iglesias, dos bares, una sala de fiestas, una escuela, un policía voluntario y una cárcel de dos celdas que casi siempre están  vacías. Un médico residente proporciona atención médica en Sark. Los servicios de bomberos y rescate son proporcionados por voluntarios. Hay un par de hoteles y casas de huéspedes para quedarse.

costa de la Isla de Sark

playa de la Isla de Sark

Isla de Sark, tractor

Isla de Sark, entrada a la casa del Seigneur

Isla de Sark, jardín del castillo del Seigneur

cárcel de la Isla de Sark

costa de la Isla de Sark

costa de la Isla de Sark

carro de caballos en la Isla de Sark

ambulancia en la Isla de Sark

carro de caballos en la Isla de Sark, Normandia

Isla de Sark, costa de Normandia - vista aérea

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar