updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

Isla La Graciosa, un tesoro por descubrir

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

isla de la Graciosa, Canarias

El único acceso a la isla de la Graciosa es por mar desde la vecina isla de Lanzarote

Tan solo 1,2 kilómetros separan La Graciosa de la isla de Lanzarote, situada al norte de Lanzarote se encuentra el Archipiélago Chinijo, formado por La Graciosa, Alegranza, Montaña Clara, el Roque del Este y el Roque del Oeste. De este conjunto de islas e islotes, La Graciosa es la más grande, unos 27 Km2 conforman esta bella isla rodeada por aguas cristalinas y una infinita gama de tonalidades turquesa. Es sin duda el destino perfecto para disfrutar de unas vacaciones de ensueño, donde la calma y la naturaleza rebosan por todos sus rincones.

El único acceso a la isla de la Graciosa es por mar, desde la vecina isla de Lanzarote y exactamente en la localidad de Órzola, situada al norte de la isla, salen diariamente barcos dirección La Graciosa. Para llegar primero a Lanzarote desde cualquier punto de España o Europa es fácil y económico, en vuelo24.es podrás encontrar los vuelos más baratos a Las Islas Canarias.

isla de la Graciosa, CanariasLa isla cuenta con una población de un poco más de 600 habitantes, localizados prácticamente en Caleta del Sebo, un pequeño núcleo urbano de calles sin asfaltar donde es posible encontrar un buen alojamiento, restaurantes, pequeños supermercados y por supuesto el pescado más fresco de la isla. También existe otro núcleo de casas llamado Pedro Barba, el cual está prácticamente deshabitado y sus construcciones son residencias de vacaciones.

La geografía isleña es llana, siendo su pico más alto Las Agujas, de 266 metros de altura. Esto facilita el acceso a todos sus rincones y la convierte en un paraíso para los amantes del senderismo. A pie o en bicicleta es un placer recorrer cada sendero que perfila la isla, virgen e intacta gracias al respeto de sus habitantes y visitantes.

La naturaleza ofrece todo tipo de actividades y para todos los gustos, como ya comentamos, el senderismo es una práctica muy habitual, así como realizar excursiones en barco por toda la Reserva Marina y a los diferentes islotes que forman el archipiélago de Chinijo, practicar submarinismo en unas de las aguas más espectaculares de Europa.Y para los que buscan un poco de aventura y descarga de adrenalina, la mejor opción es subirse a una tabla de surf, practicar bodyboard, kitesurf o windsurf en las mejores costas bañadas por el Atlántico.

Sin olvidar uno de sus principales atractivos, sus 6 playas de arena fina y cada una de ellas con una tonalidad diferentes. La playa de La Lambra, al noreste de la isla, tiene un aspecto salvaje gracias a la mezcla de dunas de arena fina con rocas negras, muy cerca se encuentran Los Arcos, un fenómeno natural de gran valor paisajístico en el que la lava ha formado unos arcos naturales donde rompen las aguas.

La playa de Las Conchas es paradisíaca, arena blanca y aguas turquesa, y de fondo el rojo de la Montaña Bermeja, una explosión de colores espectacular. Otras playas como La Cocina, La Francesa, de arena blanca o la Playa de El Salado, cerca de Caleta del Sebo, es el único lugar de la isla donde se puede acampar en una zona señalizada, pero antes hay que solicitarlo.