updated 1:06 AM CET, Dec 11, 2016

Los destinos del Mediterráneo que no te debes perder en un crucero

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

cruceros por el Mediterráneo

Un crucero por el Mediterráneo podría muy bien ofrecer un viaje a través del tiempo

Rodeado por tres diversos continentes con un sinnúmero de influencias culturales, el mar Mediterráneo tiene un gran atractivo para visitarlo por los aficionados a la historia. Un crucero por el Mediterráneo podría muy bien ofrecer un viaje a través del tiempo, admirando las antiguas maravillas. Pocos destinos ofrecen la increíble cantidad de antigüedades que toda esta región.

Pisar mosaicos de dioses griegos en Atenas, donde se pueden recorrer los templos y el imponente Partenón que se eleva en lo alto de la Acrópolis. Las ruinas del Imperio Romano se exhiben a lo largo de la Ciudad Eterna (sede del Coliseo, el Panteón y el Foro Romano, por nombrar algunas de las favoritas), así como Éfeso, la ciudad turca que guarda los restos de la Biblioteca de Celso. Más reliquias romanas esperan en Estambul, el Imperio Bizantino, rama oriental de los romanos, salpicando la antigua Constantinopla, con iglesias de cúpulas doradas y, como joya de la corona de la ciudad, Santa Sofía. Todos estos destinos se ofrecen en ofertas de crucero a precios muy asequibles.

Partenón de Atenas

Ningún viaje a Italia estaría completo sin una mirada a los tesoros renacentistas del país. Florencia, un bullicioso refugio de artistas entre los siglos XIV y XVI, está coronada por aireadas capillas llenas de sol que muestran valiosas pinturas de la época.

España tuvo su propia revolución artística en la segunda mitad del siglo XIX, con la propagación en Barcelona de un estilo de arquitectura Art Nouveau conocido como modernismo catalán. La ciudad está salpicada por los elaborados diseños de Antoni Gaudí, incluyendo su inacabada obra maestra la catedral conocida como la Sagrada Familia.

¿En busca de algo un poco más exclusivo? La marítima Mónaco es el principal destino para los aficionados a los juegos de azar, donde encontramos el elegante Casino de Monte Carlo, de 150 años de edad. El histórico edifico, que inspiró una reciente película de James Bond, está disponible para altas apuestas de juego y alucinantes recorridos por sus elegantes interiores de mármol.

Casino de Monte Carlo

No muy lejos de Monte Carlo, la Riviera francesa también ofrece puntos de interés histórico, además de algunas tiendas de alta calidad y salas de juego de lujo. Este tramo de playas fue notorio en la década de 1920, durante la "Belle Époque", visitado por escritores como F. Scott Fitzgerald y Ernest Hemingway. Hoy en día, los visitantes pueden recorrer las cafeterías y casinos del paseo marítimo preferidos por aquellos autores.