El mar profundo cerca de Nueva Zelanda tiene 6 nuevas especies de extrañas esponjas

esponja de cristal Bathydorus poculum

Las esponjas de cristal están compuestas de espículas de sílice, con la que fabricamos vidrio

La biodiversidad de las profundidades del océano es difícil de rastrear, dada su falta de hospitalidad para nosotros, blandos habitantes de la tierra que respiran aire. En la oscuridad, hay mucha más vida de la que creemos.

Sin embargo, un nuevo descubrimiento es emocionante: seis nuevas especies y un género de esponja de cristal, o esponjas vítreas, previamente desconocido, a profundidades de hasta 4.820 metros (15.814 pies), escondidas en las aguas afóticas (apenas iluminadas por el sol) frente a la costa de Nueva Zelanda. Los científicos también descubrieron dos especies ya conocidas que nunca antes se habían visto en los océanos de Nueva Zelanda.

Estos hallazgos significan que la región es mucho más diversa de lo que sabíamos, lo que puede ayudar a informar y planificar las actividades humanas y los esfuerzos de conservación.

"La expedición fue un gran éxito", dijo el biólogo marino Gert Wörheide de la Universidad Ludwig Maximilian de Munich en Alemania. "Los hallazgos casi duplican el número de especies de la familia de las esponjas Rossellidae encontradas en Nueva Zelanda desde nueve especies en cinco géneros hasta 17 especies que representan ocho géneros".

Las esponjas de cristal (o hexactinélidos) son conocidas en todo el mundo, pero son relativamente raras. Se trata de delicadas esponjas compuestas de espículas de sílice, la sustancia natural que se encuentra tan comúnmente en la arena, con la que fabricamos vidrio.

Las aguas alrededor de Nueva Zelanda más allá de donde penetra la luz se están volviendo conocidas como un punto caliente para las esponjas de cristal, pero debido a los desafíos de mapear la biodiversidad de las profundidades marinas, no está claro exactamente cuán prolífica es la vida allí. Así que un equipo de científicos se embarcó en una expedición para explorarlas utilizando un vehículo submarino operado a distancia (ROV).

En 2017, el buque de investigación alemán Sonne partió de Auckland, con el ROV KIEL6000 a bordo, una máquina diseñada para sondear las profundidades del océano hasta 6.000 metros. Durante 31 días los investigadores exploraron los remotos océanos del sur, recuperando del fondo marino más de 200 especímenes de esponjas.

Entre estos especímenes, los investigadores utilizaron ADN y análisis morfológicos para identificar las seis especies previamente desconocidas para la ciencia. Dos de ellas eran tan nuevas que requerían un género completamente nuevo al que los investigadores llamaron Nubes.

espículas de Bathydorus poculum

Imagen: Detalles de las espículas de Bathydorus poculum

Las nuevas especies son Bathydorus poculum (1.150 metros de profundidad), Scyphidium variospinosum (1.630,5 metros), Caulophacus serpens (4.816 metros), C. ramosus (4.819 metros), Nubes tubulata (767 a 782 metros) y N. poculiformis (1.285 metros).

"Nuestra expedición descubrió que las profundidades marinas frente a la costa de Nueva Zelanda son considerablemente más ricas en especies de lo que se conocía anteriormente", dijo Wörheide.

"En el contexto de los planes para expandir la minería y la pesca en aguas profundas, estos hallazgos proporcionan un importante conjunto de datos que pueden ayudar en los esfuerzos para proteger estos hábitats tan especiales".

La descripción de las nuevas esponjas estuvo a cargo del principal experto mundial en esponjas de cristal, el biólogo marino Henry Reiswig de la Universidad de Victoria en Canadá, que figura como el primer autor del artículo. Lamentablemente, Reiswig falleció antes de que se pudiera publicar el artículo; sus colegas han dedicado el artículo a su memoria.

"¿Cómo vamos? Bueno, seguimos en su nombre", escribió el equipo. Hubo dos nuevas esponjas más cuyas descripciones no se completaron; esas se informarán pronto en un documento separado.

La investigación se ha publicado en ZooKeys: Rossellid glass sponges (Porifera, Hexactinellida) from New Zealand waters, with description of one new genus and six new species

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar