updated 6:40 PM CET, Dec 4, 2016

Oso polar nada sin parar durante 10 días y más de 600 kilómetros

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

oso polar nadando

Rastreadores GPS revelan los desplazamientos de osos polares en el Mar de Beaufort, Alaska

Los grandes viajes se producen como consecuencia de la disminución del hielo marino de verano

Algunos osos polares (Ursus maritimus) nadaron sin parar más de 600 kilómetros buscando las placas de hielo que no se hayan derretido, indicaron el martes investigadores del U.S. Geological Survey (USGS).

Osos equipado con rastreadores GPS nadaron sin parar durante tanto tiempo como diez días, mientras buscaban las plataformas de hielo marino en el Ártico.

Más de 50 osas polares en el sur del Mar de Beaufort en Alaska llevaban collares para registrar sus movimientos durante cinco años.

seguimiento por GPS de osos polaresPoner a un oso polar un collar de telemetría por satélite no es un asunto sencillo. Los científicos usan helicópteros para sobrevolar el hielo marino para encontrar y tranquilizar a los osos. Mientras que el oso está sedado, los científicos colocan un collar de radio con antenas múltiples e identifican al oso con un pequeño tatuaje en la parte interior del labio superior.

Más tarde, cuando los osos están nadando, una de las antenas se sumerge de manera que cuando nadan aparecen como las lagunas en los datos que se transmiten. La superposición de estos datos en los mapas del hielo marino muestra a los científicos dónde están nadando aproximadamente los osos.

Los científicos descubrieron que durante los meses de verano, cuando el hielo marino es mínimo, los osos estaban nadando lejos y por períodos más largos de tiempo que nunca antes en la búsqueda de nuevas zonas de caza.

Un total de 20 osos seguidos desde 2004 hasta 2009, en repetidas ocasiones se embarcaron en viajes de larga distancia, con una longitud promedio de 154 kilómetros. Una osa fue capaz de nadar 354 km, mientras que otra hizo sin escalas la impresionante cifra de 643 kilómetros a lo largo de diez días.

Los resultados, recogidos por el Servicio Geológico de EE.UU. y publicados en la revista Canadian Journal of Zoology, encontraron que un tercio de los 52 osos seguidos nadaron más de 30 millas.

oso polar nadandoLos extraordinarios resultados arrojan nueva luz sobre cómo están teniendo que adaptarse los osos polares a la rápida evolución del medio ambiente del Ártico.

Tan grandes son los temores sobre su supervivencia que los osos están clasificados como una especie amenazada. Sin embargo, mientras algunos afirman que nadar grandes distancias hace debilitarse a los osos y pone en peligro su "capacidad reproductiva", otros insisten en que demuestra que son capaces de sobrevivir a los cambios en su hábitat.

"Que estos osos puedan nadar distancias tan largas podría significar que no son tan vulnerables a ser atrapados en el mar, dijo el USGS en un comunicado. Sin embargo, la natación de larga distancia parece tener mayores necesidades energéticas que si se mueven sobre el hielo marino".

En un oso se encontró que había perdido el 20 por ciento de su peso corporal después de un gran recorrido. El USGS dijo que no podía estar seguro de si la natación de larga distancia era nueva para los osos polares ("no teníamos la tecnología GPS en los collares para documentar este tipo de comportamiento en los osos polares nadando en las décadas anteriores"), pero llegó a la conclusión de que había surgido como consecuencia de la disminución del hielo marino de verano.

Karen Oakley, del Alaska Science Center del USGS, dijo: "Históricamente, no han habido suficientes aguas abiertas en esta región para que los osos polares nadasen las largas distancias que hemos observado en estos últimos veranos de extrema disminución del hielo marino".

Los científicos también señalaron que en promedio los osos polares se movieron 2,3 veces más en el agua que sobre el hielo marino. "Es de suponer que esto es porque no son capaces de descansar o cazar cuando están nadando", dijo Anthony Pagano, autor principal del estudio.

"Ellos parecen estar moviéndose continuamente. Pero si eso afecta a la supervivencia, no lo sabemos".

familia de osos polares en una placa de hielo

Los osos polares nadan sus tramos más largos entre julio y octubre. Los osos no pueden sobrevivir sin el hielo del mar y lo utilizan para cazar focas, su principal fuente de alimento.

Artículo científico: Long-distance swimming by polar bears (Ursus maritimus) of the southern Beaufort Sea during years of extensive open water

Ver también: Épicos nueve días de una osa polar nadando en busca de hielo marino