updated 3:47 PM CET, Dec 7, 2016

Algas tóxicas matan rápidamente al coral

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

bloom  de Noctiluca en el Golfo de Omán

Floraciones de algas nocivas tienen el potencial de devastar a los arrecifes de coral.

Un 83% de las especies más abundantes fueron reducidas drásticamente o eliminadas por completo del sitio del estudio en el Golfo de Omán

coral muerto por alga tóxica

Los científicos que estudian los arrecifes de coral en el Golfo de Omán han emitido la advertencia después de haber sido sorprendidos por el impacto de una floración a gran escala que destruyó un arrecife de coral en tan sólo tres semanas.

Alrededor del 95% de los corales duros se extinguieron bajo las algas y de peces se observó el 70% menos en la zona.

Los parches de rápido crecimiento de plantas marinas microscópicas matan de hambre al coral al ocultarle la luz solar y faltarles el oxígeno.

Los arrecifes de coral están cada vez más amenazados por el estrés ambiental por el cambio climático, el desarrollo costero, la sobrepesca y la contaminación.

El cambio climático se sospecha que causa una serie de eventos de blanqueamiento de coral, como el aumento de la temperatura del mar estresando a las comunidades de coral.

Pero el último estudio, publicado en la revista "Marine Pollution Bulletin ", sugiere que las floraciones de algas podrían representar otra amenaza importante.

floración de algas en Golfo de Omán desde el espacio

Investigadores del "United Nations University Institute for Water, Environment and Health" realizaron estudios de entornos de arrecifes de coral en dos localidades en el Golfo de Omán.

Después de su estudio inicial, un florecimiento de algas a gran escala que mide más de 500 kilómetros cuadrados se produjo en la zona.

Cuando los investigadores regresaron tres semanas más tarde encontraron que el coral debajo de la flor había sido casi completamente destruido.

En una zona, los corales coliflor (Pocillopora damicornis) y de mesa (Acropora arabensiscorales) se extinguieron por completo.

La pérdida repentina del hábitat de los arrecifes tuvo un duro golpe para las comunidades de peces que viven allí.

Cochlodinium polykrikoides

Los investigadores encontraron una reducción global del 70%, con un 83% de las especies más abundantes fueron reducidas drásticamente o eliminadas por completo del sitio de la encuesta, cerca de Dibba.

El pez loro del Golfo (Scarus persicus), salmonetes perla (Parupeneus margaritatus) Y el pargo mancha negra (Lutjanus ehrenbergii) Se encuentran entre las especies afectadas.

El análisis mostró que los corales duros son especialmente vulnerables a la presencia de las algas Cochlodinium polykrikoides (a la derecha).

"Nos sorprendió la magnitud y velocidad con que fueron afectadas las comunidades de arrecifes de coral", dice el ecólogo marino Andrew Bauman.

En los últimos tiempos, la presencia cada vez mayor de áreas de crecimiento rápido o "flores" de algas se han atribuido a las actividades humanas.

La eutrofización, un exceso de nutrientes en las zonas costeras causada por la escorrentía de fertilizantes agrícolas y los residuos humanos, son a menudo citados como detonantes de estos fenómenos.

bloom de algas tóxicas en el Golfo de Omán

Algunas especies de algas, referidas por los científicos como floraciones de algas nocivas, tienen efectos adversos sobre los ecosistemas marinos, ya que obstruyen las branquias de los peces, reducen la calidad del agua y matan de hambre de oxígeno a otras especies.

La presencia de grandes manchas de algas cerca de la superficie del agua reduce el acceso de la luz del sol a las plantas bajo el agua para la fotosíntesis.

Aunque clasificado como animales, los corales dependen de una relación simbiótica con las plantas marinas microscópicas (zooxantelas) en sus tejidos para la energía y oxígeno.

Cuando se les pone bajo tensión por los cambios en su entorno, los corales se sabe que expulsan a sus zooxantelas.

Las algas fotosintéticas dan su color a los corales, así que después de esta expulsión sólo queda el "blanco esqueleto". Esto se conoce como blanqueamiento de los corales.

Si las algas simbióticas no vuelven el coral muere, con consecuencias fatales para los peces que dependen de ellos para la alimentación y refugio.

Ver también: Fish kill in the Gulf of Oman, a space-based diagnosis de la NASA