Buceador muerto por una manta raya: Murió al cuidado de sus 'bebés'

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Philip Chan

El Mundo Submarino de Singapur estaba trabajando en desplazar a los animales de una atracción cerrada

Un traje de buceo perteneciente al Sr. Philip Chan colgado al lado de su retrato en su estela funeraria de ayer. Un testimonio a lo que dedicó su vida y, finalmente, perdió - trabajando en su pasión.

El Sr. Chan, de 62 años, el jefe de buzos del Mundo Submarino de Singapur (UWS), estaba trabajando en desplazar a los animales marinos que amaba de una atracción ahora cerrada.

Pero el martes, la púa de una raya le perforó el pecho. Fue llevado al Hospital General de Singapur, donde murió.

Su esposa de 34 años, señora Serene Tong, recibió una llamada de la gestión UWS sobre el incidente a eso de las 2 pm.

Era "muy bueno" dijo ayer cuando llegó la noticia un oficial administrativo.

Se había pensado que el incidente no era peligrosa para la vida, como el otro único incidente importante hace muchos años cuando fue mordido en la cabeza por un tiburón en UWS.

El Sr. Chan había dejado su casa en Lengkok Bahru a las 6.30, tan temprano que no tuvo tiempo para preparar el desayuno de su esposa, una rutina de ella apreciaba.

"Me gustaría haberlo hecho una o dos veces para él", dijo.

Su marido era honesto, sencillo y trabajador, añadió la señora Tong.

Nunca se temía por su seguridad, dijo, ya que sabía que su trabajo le encantaba y era bueno en eso. Había trabajado en UWS desde su apertura.

La atracción en Sentosa cerró el 26 de junio, después de 25 años. El Sr. Chan, un supervisor de alto nivel del departamento de conservación, fue uno de los 10 empleados que se quedaron a cargo de los animales, mientras que se encontraban nuevas viviendas para ellos.

Se tomaba su trabajo en serio, pero sabía cuándo hacer alguna broma - en ocasiones festivas, se ponía un traje de Santa Claus o un traje de Dios de la Fortuna mientras alimentaba a los animales.

En un comunicado, Haw Par Corp, que operaba UWS, dijo que fue un accidente trágico. "Era un buzo veterano, acuarista y cuidador de animales que había estado cuidando a los animales acuáticos en UWS desde su apertura en 1991".

Sus antiguos compañeros pintaron un cuadro de un hombre cuya pasión por su trabajo y los animales marinos cuando trataba como sus "bebés" era incesante, y que era un experto buceador.

El Sr. Leong Koh San, de 41 años, ahora un instructor de buceo, trabajó con él durante unos dos años en UWS en 1997.

"Me enseñó los aspectos técnicos de buceo dentro de un espacio cerrado, la manera de sumergirse sin dañar a los peces y los corales", dijo.

También era paciente y perdonaba los errores, que hicieron de él un "fantástico maestro".

Mientras que el trabajo de manejar animales marinos puede sonar peligroso para el profano, el Sr. Chan siempre puso la seguridad primero, dijo su amigo y ex colega Jimmy Tan, que había ido en el viaje de colección con el Sr. Chan de UWS.

El Sr. Tan, de 54 años, que trabaja para un desarrollador de hoteles, dijo que habían planeado ir al punto favorito de buceo del Sr. Chan, Pulau Pemanggil, una isla cerca de Mersing, Malasia, el próximo mes de marzo. En los últimos años, irían allí cada mes, dijo.

El contrato del Sr. Chan con UWS debía finalizar este mes, de acuerdo con él.

En una entrevista con The Straits Times en junio, el Sr. Chan dijo que en cuatro décadas había realizado más de 5.000 inmersiones.

De su trabajo, dijo: "El buceo es relajante y sin problemas, y trabajar aquí me hace feliz porque puedo bucear todos los días y estar con los peces".

Será incinerado el sábado.

Mientras tanto, el Ministerio de Recursos Humanos dijo que ha instruido UWS para detener todas las actividades asociadas con la transferencia de animales marinos, y que están en curso investigaciones.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar