updated 11:37 PM CET, Dec 6, 2016

Encuentran cigüeña gigante en la "Isla del Hobbit"

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

cueva de Liang Bua, Isla de Flores (Hobbit)

El marabú gigante, "Leptoptilos robustus", hallado en la Isla de Flores medía 1,8 metros

La presencia de fósiles de marabú gigante en la cueva de Liang Bua apunta a que el hobbit pudo alimentarse de esta ave

Leptoptilos robustus y Homo floresiensis (hobbit), recreación
En la cueva que en 2004 se hallaron restos del hombre de Flores (Homo floresiensis) se han encontrado ahora fósiles del que pudo ser su peor enemigo. Se trata de un pariente de las cigüeñas y los marabúes actuales que medía 1,8 metros de alto y pesaba 16 kilos. En ausencia de depredadores mayores, esta ave se alimentaba a voluntad de la extraña fauna que poblaba la isla indonesia entre 20.000 y 50.000 años atrás. Su dieta incluía ratas gigantes, dragones de Komodo juveniles y, posiblemente, la versión humana local, conocida como hobbit, debido a su baja estatura (medía un metro en edad adulta), que recuerda a las criaturas retratadas en "El Señor de los anillos".

El hallazgo, publicado en el Zoological Journal of the Linnean Society, también ayuda a explicar cómo la fauna prehistórica se adaptó a vivir en las islas.

Los ejemplares de esta especie, denominada 'Leptoptilos robustus', eran más altos y robustos que las cigüeñas que viven en la actualidad. Se trata de la primera vez que se encuentran fósiles de un ave de estas características en la isla de Flores.

Hanneke Meijer, investigadora del Museo de Historia Natural de Holanda y una de las descubridoras de los restos de la nueva especie, explica: "no puede descartarse que el marabú gigante comiese hobbits, lo que a su vez hace posible que estos intentasen ahuyentarlo o incluso matarlo". Es aún pura especulación, advierte la experta. Aunque los fósiles del ave se han hallado en los mismos niveles de terreno de la cueva de "Liang Bua" de donde salieron los primeros restos de hobbits, no hay ninguna prueba directa de que uno se comiese al otro.

Leptoptilos robustus, huesos fósiles "Me di cuenta de los huesos de la cigüeña gigante por primera vez en Yakarta, ya que se destacaban del resto de los huesos de aves más pequeñas. La búsqueda de grandes aves de rapiña es común en las islas, pero no esperaba encontrar un marabú gigante", dijo Meijer a la BBC.

Se han encontrado también fragmentos de huesos de las alas, pero los investigadores sospechan que rara vez la cigüeña gigante pudiese alzar el vuelo. Por contra, el tamaño y el peso de los huesos de sus patas, y el espesor de las paredes óseas, sugieren que la cigüeña ahora extinta era tan pesada que vivió la mayor parte de su vida en el suelo.

Se cree que evolucionaron de cigüeñas que volaban y que colonizaron esta isla relativamente aislada.

"Flores nunca ha estado unida al territorio continental de Asia y siempre ha estado aislada de las islas de los alrededores. Este aislamiento ha jugado un papel clave en la configuración de la evolución de la fauna de Flores", dice la Dra. Meijer.

La nueva especie, llamada Leptoptilos robustus, no es una aberración evolutiva, sino un nuevo ejemplo de cómo el aislamiento puede favorecer que las especies disminuyan su tamaño para mejorar la adaptación al medio, como es el caso de los hobbits o los elefantes enanos extintos hallados en la isla, o que se agiganten debido a la ausencia de competidores.

marabú actual El estudio de Meijer analiza cuatro huesos de las patas del marabú gigante hallados en Liang Bua. Apunta que el ave no volaba, pero sus ancestros, sí. Cuando estos llegaron a Flores encontraron un ecosistema muy diferente, donde abundaba la comida y los espacios a recorrer para encontrarla eran pequeños. El resultado fue un gigantón que cambió la carroña por presas vivas como dieta principal. "En ausencia de mamíferos carnívoros como el lobo o el león, el marabú gigante tomó el rol de cazador", detalla Meijer.

Entre los gigantes evolucionados están la cigüeña gigante, y la rata gigante, Papagomys armandvillei, así como dragones de Komodo, la especie más grande sobreviviente de lagarto.

Especies enanas incluyen al elefante enano, Stedgodon florensis insularis, y la especie humana, popularmente conocido como el 'hobbit', H. floresiensis.

"La presencia del marabú gigante en la cueva apunta a que el hobbit pudo alimentarse de esta ave", opina William Jungers, un experto en la anatomía del hombre de Flores de la Universidad Stony Brook (EEUU) que no ha participado en el presente estudio.

isla de Flores o Hobbit (Indonesia)


isla de Flores (Hobbit), mapa
La especie 'Homo floresiensis' fue descubierta en el año 2004 en la isla de Flores. Un equipo de paleontólogos australianos e indonesios encontró los restos de una mujer de un metro de altura, un hallazgo que llevó a los científicos a anunciar el descubrimiento de una nueva especie humana, que habría desaparecido hace unos 17.000 años (posiblemente desciente de una especie prehistórica de humanos -H. erectus-, que llegó a la isla del sur de Asia hace un millón de años).

Queda determinar cómo y por qué se extinguieron todas estas especies, de las que no hay restos a partir de hace 12.000 años. "Una erupción volcánica es una de las posibilidades (los restos que se han encontrado están bajo una gruesa capa de cenizas volcánicas), opina Jungers.

Sus descendientes, que siguen viviendo en estas tierras, no superan los 135 centímetros de altura.

Enlaces: Zoological Journal of the Linnean | Society Smithsonian National Museum of Natural History