Exploración láser revela el destino de un submarino hundido de la Alemania nazi

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

submarino alemán U-576

El hundimiento el 15 de julio de 1942 del submarino U-576 causó la muerte de los 45 hombres a bordo

Las batallas durante la Segunda Guerra Mundial se prolongaron durante casi seis años, pero su legado a menudo se ve opacado por los enfrentamientos más conocidos en los teatros de Europa y el Pacífico. Sin embargo, la Batalla del Atlántico se encuentra entre las campañas "más grandes y complejas" de la historia naval: Como Michael E. Ruane escribe para The Washington Post, se estima que 90 barcos, incluidos cuatro submarinos alemanes, se hundieron en la costa de Carolina del Norte entre enero y julio de 1942.

Uno de estos submarinos hundidos, el U-576, pilotado por el capitán de corbeta Hans-Dieter Heinicke, de 29 años, fue redescubierto en 2014, unos 72 años después de su hundimiento el 15 de julio de 1942. Permaneció sin explorar hasta 2016, cuando los investigadores de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de estados Unidos comenzaron a trabajar en el naufragio.

Ahora, informa Ruane en un artículo separado para The Washington Post, estos científicos han revelado finalmente los resultados de un escaneo láser avanzado completado durante la investigación de 2016, que ofrece lo que el arqueólogo senior de la NOAA Joe Hoyt describe como "la imagen más clara que he visto de cualquier U-boot en el fondo marino".

imagen sonar del submarino alemán U-576

La investigación también ofrece pistas clave sobre los momentos finales del U-576. Como explica Ruane, el barco parece estar totalmente intacto, lo que sugiere que no fue víctima de un hundimiento incontrolado. En cambio, la evidencia apunta a problemas mecánicos que pueden haber evitado que el submarino emergiese después de sumergirse con la esperanza de evadir un ataque Aliado.

Los científicos que en 2016 participaron en la inmersión inicial en aguas profundas notaron que estaban cerradas todas las escotillas de salida del submarino, un hecho que Hoyt dice inmediatamente evidenció que toda la tripulación de 45 hombres del U-576 permanecía atrapada dentro, señaló Ruane en un informe de 2016 para The Washington Post.

"No importan las circunstancias exactas de su desaparición, tuvo que ser simplemente horroroso", dice Hoyt.

Brad Lendon, de la CNN, escribe que el U-576 descansa a unas 30 millas de Cape Hatteras, a solo 240 metros de su objetivo final, el carguero mercante Bluefields. Según una hoja informativa de la NOAA, el carguero era uno de los 19 buques en el convoy KS-520, que estaba siendo escoltado a través del Atlántico por cinco barcos aliados cuando el U-576 abrió fuego.

En el momento de este fatídica encuentro, el U-576 se dirigía en realidad de regreso a Alemania. Como se detalla en el portal Monitor National Marine Sanctuary de la NOAA, el submarino, entonces en su quinta patrulla de la guerra, sufrió graves daños en su tanque de lastre principal; el 13 de julio, Heinicke llamó por radio a su cuartel general para anunciar el inminente regreso de su embarcación.

submarino alemán U-576Pero cuando Heinicke vio el convoy KS-520, no pudo resistirse a lanzar un ataque, probablemente porque sus cuatro patrullas anteriores solo habían hundido a tres barcos: El mercante armado británico Empire Spring, el mercante de vapor de Estados Unidos Pipestone County y el carguero de vapor noruego Taborfjell.

El Monitor National Marine Sanctuary observa que Heinecke le ordenó a su tripulación disparar cuatro torpedos al grupo de barcos alrededor de las 4:15 p.m. Tres llegaron al mercante de vapor Chilore y al petrolero J.A. Mowinckel, infligiendo daño, pero no lograron hundir completamente las naves, mientras que el último golpeó al Bluefields, causando que se hundiera en minutos.

Mientras tanto, una serie de cargas de profundidad de represalia disparadas por la tripulación de un barco de la Guardia Costera dañó peligrosamente el U-576. Al emerger en medio del convoy, una decisión que Ruane describe como "inexplicable", el submarino fue disparado desde un barco mercante y dos aviones Kingfisher de la U.S. Navy.

Poco después, el submarino y toda su tripulación desaparecieron de la vista y se hundieron para dirigirse a una acuosa tumba en el fondo del Atlántico.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar