updated 4:46 PM CEST, Sep 26, 2016

Ballenas y delfines pueden trabajar juntos

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Falsas orcas y delfines mulares forman en Nueva Zelanda asociaciones a largo plazo

Falsas orcas y delfines mulares forman en Nueva Zelanda asociaciones a largo plazo

Falsas orcas y delfines mulares forman en Nueva Zelanda asociaciones a largo plazo que podrían ayudarles a defenderse de los depredadores o encontrar alimentos, sugieren los investigadores.

El estudiante de maestría Jochen Zaeschmar, y sus colegas, del Grupo de Investigación Costero-Marino de la Universidad de Massey, informan sobre sus hallazgos en una edición reciente de la Mammal Review.

"Existe una asociación a largo plazo entre, no sólo las dos especies, sino entre individuos reales", dice Zaeschmar.

Las falsas orcas (Pseudorca crassidens) son en realidad un tipo poco común de delfín que a veces se encuentra junto a los delfines mulares (Tursiops truncatus).

Sin embargo, hasta ahora ha habido poca investigación para saber si esta asociación es sólo una cuestión de coincidencia, o si hay más interacciones en ella.

"La primera vez que los vi juntos me intrigó de inmediato, ya que parecía no ser aleatoria", dice Zaeschmar. "Estaban tan felices en compañía de los demás. Era casi como si fueran una sola especie".

Las falsas orcas tienen tres veces el volumen y dos veces la longitud de los delfines nariz de botella y son de color negro azabache en lugar de gris.

Sistema de identificación por la aleta

En un estudio que abarca 17 años y 700 kilómetros de territorio en aguas de Nueva Zelanda, Zaeschmar y sus colegas estudiaron los movimientos de 61 falsas orcas y 200 delfines nariz de botella, identificando a los animales individuales por marcas únicas en sus aletas.

"Hay cortes, muescas y rayas en la parte posterior de la aleta que se acumulan con el tiempo - y son permanentes", dice Zaeschmar. "Hemos elaborado un catálogo de identificación de cada especie".

El estudio fue un reto, al tener los investigadores que acercarse para tomar fotos de las aletas mientras que los animales se mueven en el océano abierto.

Pero los resultados han merecido la pena.

"No sólo estamos viendo las mismas ballenas una y otra vez, sino también los mismos delfines", dice Zaeschmar.

"Básicamente lo hacen todo juntos. Se alimentan juntos, viajan juntos, descansan juntos. No hemos visto ningún estado físico en el que no hayan estado juntos".

Los animales también tienen contacto físico y han sido conocidos para producir híbridos viables en cautiverio.

"Es una cosa muy emocionante que estas relaciones duren mucho más de lo que pensábamos", dice Zaeschmar.

La seguridad en cifras

Zaeschmar ofrece una serie de teorías de por qué existe esta asociación a largo plazo.

Una idea es que hay seguridad en los números - mientras haya más individuos en un grupo, más ojos están mirando hacia fuera para localizar los depredadores, y si viene un depredador, hay menos posibilidades de que elija un solo individuo.

"Es una ventaja para ambas partes", dice Zaeschmar.

Otra idea es que la unión de fuerzas hace que sea más fácil detectar las fuentes de alimentos. La comida puede ser difícil de encontrar en el mar abierto pero, una vez que se encuentra, suele haberla en gran abundancia, dice.

"También puede haber un fuerte componente social", añade Zaeschmar.

Él dice que los animales tienen vocalizaciones similares, por lo que es lógico que puedan comunicarse entre sí, y también se ha sabido que los dos han hibridaso en cautiverio.

Pero, dice Zaeschmar, es muy difícil probar las diferentes hipótesis debido a que los animales están siempre juntos.

En el estudio sólo se pudo observar a las falsas orcas y delfines nariz de botella durante el período de diciembre a mayo, cuando se supone que los animales siguen las corrientes cálidas en busca de alimento.

Zaeschmar dice que su equipo no tiene ninguna idea de dónde van los animales durante los otros meses del año, pero futuros estudios podrían utilizar marcas satelitales para investigar si los animales continúan asociándose entre sí durante este tiempo.

falsa orca (Pseudorca crassidens)

Las falsas orcas fueron confundidas inicialmente con las orcas reales en la década de 1800 debido a las similitudes en la estructura del cráneo. Los animales también tienen grandes dientes como las orcas.

Y es un hecho curioso que en algunas partes del mundo a veces se comen a otros delfines o ballenas, dice Zaeschmar.

"En Nueva Zelanda obviamente tienen una relación muy diferente con los delfines, por lo que todo se suma al misterio", dice.

Artículo científico: Rare observations of false killer whales (Pseudorca crassidens) cooperatively feeding with common bottlenose dolphins (Tursiops truncatus) in the Hauraki Gulf, New Zealand