La Antártida estaba en llamas hace 75 millones de años

paleoincendio en la Antártida

Antiguas ascuas en la isla James Ross revelan la primera evidencia registrada de un paleoincendio

Grandes incendios arrasaron la Antártida hace 75 millones de años, cuando los dinosaurios todavía deambulaban por la Tierra, encuentra un nuevo estudio.

Durante el período Cretácico tardío (hace 100 millones a 66 millones de años), uno de los períodos más cálidos de la Tierra, la isla James Ross de la Antártida albergaba un bosque templado de coníferas, helechos y plantas con flores conocidas como angiospermas, así como un gran cantidad de dinosaurios.

Pero no era un paraíso total. Antiguos paleoincendios quemaron partes de esos bosques hasta dejarlos crujientes, dejando atrás restos de carbón que los científicos han recogido y estudiado ahora.

"Este descubrimiento amplía el conocimiento sobre la ocurrencia de incendios de vegetación durante el Cretácico, mostrando que tales episodios fueron más comunes de lo que se imaginaba", dijo en un comunicado la investigadora líder del estudio, Flaviana Jorge de Lima, paleobióloga de la Universidad Federal de Pernambuco en Recife, Brasil.

El hallazgo marca la primera evidencia registrada de un paleoincendio en la isla James Ross, una parte de la Península Antártica que ahora se encuentra debajo de América del Sur.

isla de Ross

Imagen: La isla James Ross se encuentra al sur de América del Sur.

El descubrimiento agrega evidencia de que los incendios espontáneos eran comunes en la Antártida durante la era de Campania (hace entre 84 millones y 72 millones de años); en 2015, en un estudio separado, los investigadores documentaron la primera evidencia conocida de incendios forestales de la era de los dinosaurios en la Antártida Occidental, según un estudio publicado en la revista Palaeogeography, Palaeoclimatology, Palaeoecology.

Para el nuevo trabajo, un equipo internacional de científicos analizó los fósiles recolectados durante una expedición de 2015-2016 a la parte noreste de la isla James Ross. Estos fósiles contenían fragmentos de plantas que parecían residuos de carbón vegetal, que se habían desgastado durante las últimas decenas de millones de años.

Los fragmentos de carbón eran pequeños: las piezas más grandes, delgadas como el papel, tenían solo 0,7 por 1,5 pulgadas (19 por 38 milímetros). Pero las imágenes de microscopio electrónico de barrido revelaron su identidad: estos fósiles probablemente sean gimnospermas quemadas, probablemente de una familia botánica de árboles coníferos llamados Araucariaceae, encontraron los investigadores.

carbón del paleoincendio en la Antártida

Imagen: Imágenes de microscopía electrónica de barrido de los fragmentos de carbón.

Intensos incendios forestales fueron frecuentes y generalizados durante el Cretácico tardío, aunque la mayor parte de la evidencia de estos incendios se encuentra en el hemisferio norte, con algunos casos documentados en el hemisferio sur en lo que ahora es Tasmania, Nueva Zelanda y Argentina, dijeron los investigadores.

Durante el Cretácico tardío, se estaba desintegrando el supercontinente de Gondwana, dejando lugares como la Antártida más aislados que antes. Esta región sin hielo tenía muchas fuentes de ignición, incluidos rayos, bolas de fuego de meteoros que caían y actividad volcánica, así como vegetación inflamable y altos niveles de oxígeno, que ayudan a que los incendios se quemen, anotaron los investigadores.

trozo de carbón del paleoincendio en la Antártida

Imagen: Un trozo de carbón fosilizado junto a una moneda. (De Lima et al., Polar Research, 2021)

"La Antártida tuvo durante el Cretácico una intensa actividad volcánica causada por la tectónica, como sugiere la presencia de restos fósiles en estratos relacionados con la caída de ceniza", escribieron los investigadores en el estudio. "Es plausible que la actividad volcánica encendiese el paleoincendio forestal que creó el carbón que se informa aquí".

Ahora, los investigadores están buscando nuevos registros de paleoincendios en otros lugares de la Antártida.

El estudio aparece en la edición en línea del 20 de octubre de la revista Polar Research: Wildfires in the Campanian of James Ross Island: a new macro-charcoal record for the Antarctic Peninsula

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar