La materia expulsada del cráter Chicxulub fue lo que provocó el 'invierno nuclear' que extinguió a los dinosaurios

impacto del asteroide de Chicxulub

Se han encontrado pruebas del impacto de un asteroide en todo el mundo

Un equipo de investigadores de los EE. UU., Australia y el Reino Unido ha encontrado evidencia que sugiere que el material arrojado a la atmósfera por el asteroide que golpeó la Tierra hace aproximadamente 66 millones de años, y no masivos incendios forestales, llevó a un evento de extinción masiva. En su artículo científico el grupo describe su estudio del sedimento del cráter Chicxulub y otras áreas oceánicas y lo que les mostró.

Durante las últimas décadas, los científicos de la Tierra han llegado a creer que un gran asteroide se estrelló contra la Tierra frente a la costa de lo que ahora es la península de Yucatán en México hace aproximadamente 66 millones de años. Los efectos del impacto del asteroide fueron tan grandes que condujeron a un evento de extinción masiva que acabó con los dinosaurios.

Se han encontrado pruebas del impacto de un asteroide en todo el mundo y se han identificado los llamados registros de límites K – Pg. Son evidencia de material en la atmósfera que rodeó el globo después del impacto del asteroide, bloqueando el sol, lo que resultó en la muerte de plantas y animales. Pero ha quedado un área de controversia: la fuente del material en los registros de límites K – Pg.

Investigaciones anteriores han sugerido que provino de material que fue quemado por masivos incendios forestales que fueron provocados por el impacto de un asteroide. En este nuevo esfuerzo, los investigadores sugieren que, si bien parte del material en los registros de límites de K – Pg probablemente provenga de dicho material quemado, la mayor parte provino del material expulsado del cráter en el sitio del impacto.

sedimentos del límite K-Pg

El trabajo consistió en analizar muestras de sedimentos del interior del cráter Chicxulub y de otros sitios oceánicos cercanos al cráter. En su análisis, los investigadores se centraron en los hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAH), que pueden proporcionar evidencia de una fuente de carbono negro. Al hacerlo, encontraron que las muestras provenían de una fuente fósil, no de material quemado de incendios forestales.

También encontraron que las características de los PAH mostraban que se producían debido a un calentamiento rápido, que, según los investigadores, era consistente con el material rocoso expulsado de un cráter de impacto. Los investigadores también encontraron en las muestras pequeñas cantidades de carbón vegetal, lo que indica que también había llegado a la atmósfera una pequeña cantidad de biomasa quemada. Concluyen que el material en los registros de límites K – Pg provino principalmente de material expulsado del cráter y no de incendios forestales.

Los hallazgos fueron publicados en Proceedings of the National Academy of Sciences: Organic matter from the Chicxulub crater exacerbated the K–Pg impact winter

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.