updated 10:11 PM CET, Dec 4, 2016

Las conchas de los caracoles en la Antártida están siendo corroídas

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
pterópodo - caracol marino

Primera evidencia de que la acidificación del océano afecta a seres vivos marinos en la Antártida

Los científicos han encontrado que los caracoles marinos en los mares que rodean la Antártida se están viendo afectados por la acidificación del océano.

Un equipo internacional de investigadores encontró que las conchas de los caracoles están siendo corroídas.

Los expertos dicen que los resultados son significativos para predecir el impacto futuro de la acidificación de los océanos en la vida marina.

Los resultados del estudio se publican en la revista Nature Geoscience.

Los caracoles marinos, llamados "pterópodos", son un eslabón importante en la cadena alimentaria oceánica, así como un buen indicador de la salud del ecosistema.

caracol marino Limacina helicina      caracol marino Limacina helicina      disolución de la concha del caracol marino Limacina helicina

"Ellos son un gran herbívoro del fitoplancton y ... una presa clave de una serie de depredadores superiores - más grandes que el plancton, peces, aves marinas, ballenas", dijo el Dr. Geraint Tarling, Jefe de ecosistemas marinos en el British Antarctic Survey (BAS) y co-autor del informe.

El estudio fue un proyecto conjunto con participación de investigadores del BAS, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), la Institución Oceanográfica Woods Hole EE.UU. y la escuela de Ciencias Ambientales de la Universidad de East Anglia.

La acidificación del océano es el resultado de la quema de combustibles fósiles: parte del dióxido de carbono adicional en la atmósfera es absorbido por los océanos.

Este proceso altera la composición química del agua, por lo que es más ácida.

RRS James Clark en el Mar de RossDurante un crucero de investigación en el Océano Austral en el año 2008, los científicos evaluaron los efectos corrosivos del agua de surgencia sobre las conchas de los pterópodos.

El afloramiento se produce cuando los vientos empujan las capas más profundas y frías de agua de mar unos 1.000 m hacia las capas superficiales.

El agua de mar desde estas profundidades es más corrosiva para la aragonita, el tipo de carbonato de calcio que forma las conchas de los pterópodos. El punto en el que ocurre esto se conoce como el "horizonte de saturación".

"Los carbonatos de las conchas se disuelven más cuando las temperaturas son frías y la presión es alta, que son las propiedades características de las profundidades del océano", explicó el Dr. Tarling.

Los científicos encontraron que el efecto combinado del aumento de la acidez de los océanos y las surgencias naturales hicieron que en algunas zonas del Océano Austral el horizonte de saturación fuese de alrededor de sólo 200 metros - la capa superior del océano donde viven los pterópodos.

El Dr. Tarling explicó la importancia de estos hallazgos: "Los caracoles no necesariamente mueren como resultado de la disolución de sus conchas, sin embargo, puede aumentar su vulnerabilidad a la depredación y la infección, y por lo tanto tener un impacto en otras partes de la cadena alimentaria".

Dijo que aunque los sitios de surgencia son un fenómeno natural en el Océano Austral, "los casos en los que lleven al horizonte de saturación por encima de 200 metros se harán más frecuentes a medida que se intensifica la acidificación del océano en los próximos años".

Interpretación de los resultados

El Dr. Tarling dijo que el estudio es "muy elocuente... aunque sea un estudio piloto" y que ha proporcionado un importante cuerpo de trabajo sobre "cómo responderán los pterópodos a las futuras condiciones oceánicas".

Hasta la fecha no ha habido una serie de estudios de laboratorio que predijesen los efectos de la acidificación del océano sobre los organismos marinos, ni ninguna evaluación de los impactos en los especímenes vivos en su ambiente natural.

"Nos llevó varios años hasta desarrollar una técnica lo suficientemente sensible como para mirar el exterior de las conchas bajo microscopios electrónicos de barrido de alta potencia, ya que las conchas son muy finas y el patrón de disolución, sutil", comentó el Dr. Tarling.

Él continuó: "Ahora estamos llevando a cabo un programa mucho más amplio completamente centrado en los efectos de la acidificación de los océanos, no sólo en los pterópodos, sino a una gama más amplia de organismos".

Artículo científico: Extensive dissolution of live pteropods in the Southern Ocean