Primer cruce beluga-narval encontrado en el Ártico

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Primer cruce beluga-narval encontrado en el Ártico - 5.0 out of 5 based on 1 vote

híbrido beluga-narval

Es la descendencia de una madre narval y un padre beluga

Hace treinta años, un hombre inuit que cazaba ballenas en el oeste de Groenlandia disparó a un grupo de extraños cetáceos con aletas delanteras como belugas y colas como narvales (los llamados "unicornios marinos"). Estaba tan desconcertado por las extrañas criaturas que conservó uno de los cráneos y lo colgó en el exterior de su cobertizo.

Unos años más tarde, un científico que visitó la zona descubrió el cráneo y terminó llevándolo al Museo de Historia Natural de Dinamarca. Era un espécimen extraño: más grande que un cráneo de una ballena beluga o narval, pero con dientes que parecían de alguna manera estar entre los dos.

beluga y narvalEl cazador le dio una entrevista a través de un traductor, describiendo los cuerpos grises uniformes de los animales y los extraños dientes, visibles incluso desde su bote. Los investigadores pensaron que la ballena podría haber sido la descendencia de una beluga y un narval, pero no pudieron probarlo.

Ahora pueden. En un nuevo artículo publicado el 20 de junio en la revista Scientific Reports, los investigadores confirmaron que el cráneo sí pertenece al único espécimen conocido de un híbrido beluga-narval.

"Solo tenemos este ejemplar", dijo la líder del estudio, Eline Lorenzen, conservadora de mamíferos en el museo. "Nadie ha oído hablar de esto antes o después".

Una ballena intermedia

El cráneo del beluval (¿o debería ser narluga?) es sorprendente. Carece del colmillo (en realidad un diente) de un narval macho típico y, a diferencia de los narvales, tiene dientes en su mandíbula inferior. Esos dientes parecen reminiscencias de los dientes de beluga, excepto que sobresalen hacia afuera, como palas. Los dientes de la beluga crecen en un patrón perfectamente vertical.

Con solo la anatomía para continuar, era imposible para los investigadores probar que el cráneo realmente provenía de un híbrido, dijo Lorenzen. Pero es una experta en recuperar ADN viejo del hueso, por lo que ella y sus colegas decidieron probar un enfoque genético de la pregunta. Perforaron los dientes de la criatura y obtuvieron una muestra: una muestra pobre y degradada, pero todavía suficiente para secuenciar.

Los resultados fueron claros: el animal era un macho y una mezcla genética de cerca de 50-50 de beluga y narval. Esto indicaba que era un híbrido de primera generación.

cráneos de narval, híbrido y beluga

Para averiguar qué especie era el padre, los investigadores analizaron el ADN mitocondrial del animal. El ADN mitocondrial reside en la central eléctrica de las células animales y solo se transmite a lo largo de la línea materna. El ADN mitocondrial del híbrido era todo narval, revelando que esta ballena era la descendencia de una madre narval y un padre beluga.

A continuación, los investigadores extrajeron carbono y nitrógeno del colágeno del cráneo. Los científicos analizaron las variaciones moleculares, llamadas isótopos, de carbono y nitrógeno, que se incorporan al cuerpo a partir de la dieta del animal. Los isótopos revelaron un patrón muy diferente al visto en belugas, que cazan hasta unos 1.640 pies (500 metros) de profundidad, o narvales, que bucean más profundo que 2.625 pies (800 m).

"Podemos decir que esta firma de carbono es muy similar a la de las morsas y las focas barbudas, las cuales se alimentan en el fondo del mar", dijo Lorenzen.

La extraña dentadura del híbrido podría haberle llevado a emplear diferentes estrategias de caza que sus padres, dijo Lorenzen. Sin embargo, es imposible decir si el híbrido habría sido capaz de engendrar sus propios hijos. Era un adulto cuando murió, pero no se sabe mucho sobre los otros dos posibles híbridos que acompañaron a este cuando el cazador les disparó.

Uno se hundió después de recibir un disparo, según el cazador Inuit. El otro fue traído, pero su cráneo se dejó cerca de la costa y finalmente se perdió.

cráneo superpuesto en el híbrido de beluga y narval

¿Híbridos ocultos?

Es imposible decir si el trío disparado a mediados de la década de 1980 son los únicos híbridos que existen, dijo Lorenzen. La hibridación probablemente no sea muy común, dijo. Ningún otro investigador de ballenas al que preguntó había visto nunca semejante híbrido. Y los datos genéticos sobre narvales y belugas sugieren que las dos especies divergieron hace 5 millones de años y no se han hibridado en ningún número notable durante al menos 1,25 millones de años.

Aún así, dijo Lorenzen en una conferencia de investigadores de beluga celebrada en marzo en Mystic, Connecticut, sería un extraño golpe de suerte si el museo danés estuviera en posesión del único espécimen híbrido que existe.

"Tal vez alguien escuchará sobre el estudio más adelante en la semana y sabremos sobre más híbridos de los que no tenemos idea", dijo.

Artículo científico: Hybridization between two high Arctic cetaceans confirmed by genomic analysis

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar