Los pepinos de mar producen 'la masa de 5 torres Eiffel' de caca por arrecife y año

pepino de mar defecando

Sus excrementos son fundamentales para la salud de los ecosistemas oceánicos

Los pepinos de mar, esos regordetes tubos de carne que se mueven por el fondo del océano, tienen un talento muy especial: Las criaturas tubulares son excretadores de élite, que en conjunto cada año expulsan de sus cuerpos más de 64.000 toneladas métricas de excremento arenoso.

Esa no es una estimación para todo el mundo; esa es la cantidad que defecan los pepinos de mar en un solo arrecife de coral por año. E incluso ese tremendo número puede ser una subestimación, según un nuevo estudio, publicado el 2 de febrero en la revista Coral Reefs.

En el estudio, los científicos estudiaron los pepinos de mar que viven en Heron Island Reef, un arrecife de 19 kilómetros cuadrados (7.3 millas cuadradas) con una laguna en su centro, ubicado en el extremo sur de la Gran Barrera de Coral de Australia. El equipo utilizó drones para recopilar imágenes de vídeo alrededor del borde de la laguna, en áreas poco profundas del arrecife conocidas como llanuras, y luego contó los pepinos de mar filmados por la cámara.

pepinos de mar filmados con dron

A partir de estas muestras, extrapolaron que viven más de 3 millones de pepinos en todas las llanuras de arrecifes de Heron Island.

De vuelta en el laboratorio, el equipo realizó experimentos de alimentación con la especie de pepino más abundante, el pepino de mar negro o la paleta (Holothuria atra). Descubrieron que un solo pepino de mar defeca alrededor de 1,3 onzas (38 gramos) de caca por día y, por lo tanto, produciría alrededor de 30,8 libras (14 kilogramos) de caca por año.

Entonces, en total, el ejército de 3 millones de pepinos de mar que viven en el arrecife de Heron Island produce decenas de miles de toneladas de excremento cada año, un poco más que la masa de cinco Torres Eiffel, escribieron los autores.

Incluso "esto fue una gran subestimación de la caca, porque no incluimos la laguna de arrecife", dijo en un tuit el autor del estudio Vincent Raoult, ecólogo marino de la Universidad de Newcastle. "Imagínese a escala global" cuánta caca arrojan los pepinos de mar a sus ecosistemas locales, agregó.

¿Por qué debería importarnos la caca de pepino de mar? Sus excrementos son fundamentales para la salud de los ecosistemas oceánicos, en particular los arrecifes de coral.

Al igual que las lombrices de tierra submarinas, los pepinos de mar devoran materia orgánica en el fondo del océano, incluidos pequeños trozos de algas y criaturas marinas. El proceso de digestión descompone esta materia, liberando beneficiosos subproductos que se eliminan junto con la arena no digerible que consumen los pepinos.

Estos subproductos incluyen carbonato de calcio, un ingrediente clave en la formación de los corales, y amoníaco, que actúa como fertilizante y promueve el crecimiento de los corales. La caca de pepino de mar también es ligeramente básica, lo que significa que reduce la acidez del agua circundante. Las condiciones menos ácidas también ayudan a los corales a formar sus esqueletos de carbonato de calcio.

pepino de mar defecando

"Los pepinos de mar dan vuelta al sedimento, lo que puede airear el sedimento y liberar nutrientes (alimento) a otros organismos en los arrecifes de coral", dijo la autora del estudio, Jane Williamson, ecóloga marina y bióloga pesquera de la Universidad Macquarie en Sydney. Si los pepinos de mar no se tragasen ni expulsasen el sedimento, "estos nutrientes quedarían atrapados e inútiles para otros animales y plantas".

A pesar de su importante papel en los ecosistemas de arrecifes, la sobrepesca amenaza a las poblaciones de pepinos de mar en todo el mundo. Actualmente, siete especies están en peligro de extinción y nueve son "vulnerables a la extinción", según un comunicado de la Universidad de Newcastle. "La reducción en la densidad significa que se vierte menos sedimento", dijo Williamson. En otras palabras, menos pepinos de mar significa menos caca de pepino de mar, lo que representa una amenaza potencial para los arrecifes de coral.

Al compartir su nueva investigación, el equipo descubrió que "a la gente le encanta la idea de que la caca es importante", anotó Williamson. "Todo el mundo hace caca, así que supongo que es algo con lo que la gente puede identificarse", dijo ella.

El estudio se publica en Coral Reefs: Putting sea cucumbers on the map: projected holothurian bioturbation rates on a coral reef scale

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.