Flipflopi: Chanclas contra el plástico en el mar

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

barco Flipflopi

Barco construido con 30.000 chanclas y plástico reciclado realizará una travesía en el Océano Indico

Es una revolución "plástica": un barco hecho completamente de plástico reciclado, y 30.000 chanclas, zarpará la próxima semana en una expedición a través del Océano Índico para crear conciencia de la destructiva naturaleza de los plásticos de un solo uso.

El Flipflopi, un bote de vela de 30 pies, partirá el 24 de enero desde la isla keniana de Lamu y navegará alrededor de 310 millas a Stone Town en Zanzíbar para su primera expedición al extranjero.

Fabricado con más de 10 toneladas de plástico reciclado, el Flipflopi se detendrá en varias ciudades a lo largo de la ruta, incluidas las islas de Watamu, Kilifi, Mombasa, Diani y Pemba, para enseñar a las comunidades locales cómo reciclar sus propios plásticos.

Todo el barco fue construido a partir de residuos plásticos, principalmente recolectados de las playas de Lamu, y construido por artesanos locales, liderados por el constructor jefe Ali Skanda.

La quilla, las costillas y los elementos estructurales están hechos de plástico reciclado, incluyendo botellas y bolsas, de acuerdo con el sitio web de la Expedición Flipflopi. El casco y la cubierta están cubiertos completamente por 30.000 chanclas reutilizadas.

El objetivo principal es construir sobre la historia de esta revolución plástica y continuar destacando al mundo que los artículos de plástico de un solo uso son terribles", dijo a la agencia de medio ambiente de la ONU el líder del proyecto de Kenia, Dipesh Pabari.

"Es una oportunidad para involucrar e influenciar a las poblaciones emergentes de consumidores en la región del Océano Índico antes de que se incorporen completamente los plásticos de un solo uso y una cultura desechable, y para evitar lo que ha sucedido en los países desarrollados donde ahora están intentando revertir los hábitos de consumo.

La expedición está respaldada por la campaña Clean Seas de UN Environment, que trabaja para instar a los gobiernos, las empresas y los ciudadanos a eliminar los plásticos de un solo uso.

construcción del barco Flipflopi

Una de las características más importantes de la expedición Flipflopi son sus raíces africanas. El barco se construyó en Lamu, el asentamiento más antiguo Swahili en África oriental, a partir de tablones fabricados localmente con plástico reciclado, que comenzó como basura en las playas y carreteras de Lamu, Nairobi, Malindi y Mombasa. Las 30.000 chanclas recicladas utilizadas para el casco y las cubiertas también se produjeron a nivel local.

El barco se botó por primera vez en septiembre de 2018 y anteriormente solo navegó en aguas costeras. El viaje Lamu-Zanzíbar será su primera expedición al extranjero, y se espera que tome entre 12 y 14 días. En 2021 el Flipflopi planea navegar en un viaje de 3 a 4 meses hacia el sur a lo largo de las costas de Kenia, Tanzania, Mozambique y en adelante hacia Sudáfrica.

La expedición está alentando a la gente a reciclar los desechos plásticos y difundir la palabra a través del hashtag #PlasticRevolution.

La contaminación plástica ha tenido graves impactos en el medio ambiente y en la salud pública. Según la ONU, cada año terminan en los océanos del mundo unos 8 millones de toneladas de plástico. Los ríos transportan basura plástica desde el interior hasta el mar, lo que los convierte en los principales contribuyentes a la contaminación del océano.

Muchas partículas de plástico son tragadas por animales de granja o peces que las confunden con comida y, por lo tanto, pueden encontrar su camino en nuestros platos, dijo la ONU. También se han encontrado en la mayoría del agua del grifo del mundo. Al obstruir las alcantarillas y al proporcionar criaderos de mosquitos y plagas, los desechos plásticos, especialmente las bolsas de plástico, pueden aumentar la transmisión de enfermedades transmitidas por vectores como la malaria.

La expedición Flipflopi es parte de recientes esfuerzos de Kenia por convertirse en un pionero mundial en la lucha contra la contaminación plástica. En agosto de 2017 el país introdujo la prohibición más estricta del mundo para las bolsas plásticas, ya que cualquiera que produzca, venda o use una bolsa de plástico podría ser encarcelado hasta por cuatro años o multas de $ 40.000.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar