Encontradas en Londres raras sobras de pez 'vampiro'

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

boca de una lamprea

La lamprea era muy apreciada por los sibaritas medievales

En lo profundo de un pozo medieval en el centro de Londres, los investigadores hicieron un espeluznante descubrimiento: los afilados dientes de una lamprea de río parecida a un vampiro (Lampetra fluviatilis).

Estos peces sin mandíbulas y parásitos usan sus bocas de succión con forma de disco y filas circulares de dientes para sujetarse y roer al pez anfitrión. Pero, a pesar de su espantoso aspecto, las lampreas se consideran hoy en día un manjar en algunos países, gracias a su rico sabor y su textura carnosa.

Pero los peces de extraño aspecto fueron especialmente apreciados entre los sibaritas de hace siglos, en la Inglaterra medieval. De hecho, Enrique I murió en 1135 a los 68 años de edad después que, según se dice, comió "un exceso de lampreas" contra las órdenes de su médico, según su cronista, Henry de Huntingdon [PDF]. Incluso recientemente, han sido populares entre la realeza: en 1953 se hizo un pastel de lamprea para la coronación de la reina Isabel II.

Aunque las lampreas se encuentran a menudo en el registro histórico, los peces han dejado poca huella en el registro arqueológico. Esto puede deberse a que los esqueletos dentro de los cuerpos en forma de anguila de las lamprea están hechos de cartílago y sus dientes están hechos de queratina (lo mismo que el pelo y las uñas) - dos materiales que no es probable que se conserven después de siglos enterrados bajo tierra. (Restos de lamprea solo se han encontrado en otros dos sitios arqueológicos en el Reino Unido).

dientes antiguos de lamprea

Así que fue particularmente emocionante cuando Alan Pipe, arqueólogo principal en el Museo de Arqueología de Londres (MOLA), encontró unas cuantas filas de lo que parecían ser dientes de lamprea mientras revisaba los hallazgos de un pozo de agua inundado descubierto durante las excavaciones cerca de la estación Mansion House en Londres. Pipe y su equipo dedujeron que la lamprea probablemente se había comido en algún momento entre 1270 y 1400, cuando el pozo estaba en uso.

"Casi todo lo que sabemos sobre la popularidad de las lampreas en la Inglaterra medieval proviene de relatos históricos", dijo Pipe en un comunicado del MOLA. "Es increíblemente emocionante, después de 33 años de estudiar restos animales, identificar finalmente los vestigios de la escurridiza lamprea en el corazón de la histórica ciudad de Londres, conservados en el suelo inundado cerca del río Támesis".

El linaje de la lamprea ha existido durante 360 millones de años. Las lampreas de río son solo una de las tres especies que solían ser comunes en el Reino Unido (las otras dos son lampreas de arroyo y de mar). Todas son especies protegidas.

Los funcionarios del MOLA dijeron que ya están terminadas las excavaciones cerca de Mansion House y que aún se están analizando los dientes y otros hallazgos.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar