Fósiles marinos

Depredador de Ocucaje

El "Depredador de Ocucaje" medía 17 metros

Paleontólogos develaron el jueves los restos fosilizados de una antigua ballena que habitó los mares hace 36 millones de años, hallada el año pasado en un desierto peruano.

"Presentamos el nuevo basilosaurio peruano, es el cráneo completo de una ballena arcaica que vivió hace 36 millones de años", dijo a la AFP el paleontólogo Mario Urbina, jefe del equipo que descubrió el esqueleto.

calamar Syllipsimopodi bideni

El cefalópodo parecido a un calamar-vampiro tenía diez brazos llenos de ventosas

Se ha identificado un nuevo género y especie de cefalópodo vampíropodo, llamado Syllipsimopodi bideni en honor al presidente Joseph Biden, a partir de un fósil excepcionalmente bien conservado encontrado en Bear Gulch Lagerstätte en Montana, Estados Unidos.

Vampyropoda, uno de los tres grupos principales de cefalópodos con caparazón interno, combina octópodos, vampyromorfos y sus parientes.

escultura de un ictiosaurio

Los ictiosaurios, al igual que las actuales ballenas, migraron de la tierra a los océanos

Geólogos de la Universidad de Lund en Suecia han mapeado 300 años de investigación sobre los reptiles marinos prehistóricos conocidos como ictiosaurios. Utilizando un fósil excepcionalmente bien conservado, el equipo también ha creado la reconstrucción científicamente más actualizada de un ictiosaurio actualmente disponible.

Woodwardopterus freemanorum

Algunos escorpiones marinos eran animales enormes que alcanzaban casi dos metros de largo

Un "caso fósil sin resolver" en la colección de geociencias del Museo de Queensland, Australia, ha llevado a la descripción de una nueva especie de escorpión marino (euriptérido), Woodwardopterus freemanorum, que no solo es el último conocido de su tipo en el mundo, sino la primera evidencia fósil de escorpiones marinos en Queensland.

Utaurora comosa

La maravilla más extraña del Cámbrico ya no está sola, tiene a Utaurora comosa

Echar un vistazo a cientos de millones de años en el pasado puede ofrecer algunos sorprendentes hallazgos, como sucedió con el descubrimiento de una segunda especie de Opabinia, un artrópodo de cuerpo blando con un exoesqueleto segmentado que vivió en el fondo marino durante el Miaolingian (hace 509-497 millones de años).

Erratus sperare

Erratus sperare tenía patas y aletas

El investigador de la Universidad de Manchester, David Legg, en colaboración con un equipo de científicos internacionales de China, Suiza y Suecia, ha anunciado hoy un nuevo fósil que revela el origen de las branquias en los artrópodos.

Los artrópodos, el grupo de animales que incluye bichos espeluznantes como arañas y cochinillas, son el filo más grande del reino animal y se encuentran en todas partes, desde la fosa oceánica más profunda hasta la cima del Monte Everest.

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: